Sunday, September 30, 2012

Un árbol singular

Hace unos días estuve por Adeje, Tenerife... cómo había cambiado aquello desde que había estado.
A las afueras del cementerio me llamó la atención el porte de un árbol, único entre los demás, y que tenía un cartel colgando de uno de los troncos. Me acerqué a leerlo pues pensé que sería información botánica. Curiosamente la información que tuve en el primer vistazo era que no había sido el primero en mostrar interés por el árbol.
Según el cartel un señor se dedicaba a cortar gajos del árbol por motivos desconocidos y se le advertía, facilitando los datos de la matrícula de su coche, de que sabían quien era y dónde podían encontrarlo para mandarle a la Autoridad si acaso continuaba con su acción de jardinero improvisado.
Pensé dos cosas, por un lado en la singularidad del árbol; ¿qué lo hacía tan singular?. Me contaron que el árbol sólo germinaba de semillas que previamente hubieran sido digeridas por un pájaro ( no sé si uno específico o cualquiera), no creciendo de esquejes. De esa forma era un árbol difícil de conseguir... pero eso no lo advirtieron en el cartel, cosa que probablemente si ese era el motivo de cortarle ramas, hubiera disuadido al personaje.
Lo segundo que pensé es en el poder coercitivo que tienen nuestros datos, más si cabe en comunidades pequeñas, de forma que el cartel en cierto sentido era un sambenito, un escarnio público al personaje al que no se nombraba pero todos sabían quien era y dónde encontrarlo, eso sí, era un tipo del municipio de al lado, uno de fuera, así que después de todo como que no importaba tanto.
Me quedé sin saber qué árbol era, si era cierta la historia de la unión simbiótica entre el pájaro  y el árbol para su germinación... pero sí me quedó claro el sentido de la justicia que se gastaban por aquellos lares.
Si alguien sabe cómo se llama el árbol, agradecido quedo por la información.