Sunday, October 30, 2011

Pardela

Este fin de semana un pollo de pardela (Calonectris diomedea) se metió en casa.
Aunque es un ave frecuente en otras latitudes y sus mayores colonias se encuentran en las Islas Salvajes, a estas aves se las considera el emblema de las aves marinas en Canarias. Además desde un punto de vista ecológico también se las considera "marcadores ambientales", es decir, delatan el estado de salud de un ecosistema; cuantas menos hay más degradada está una determinada área marina que les sea habitual.
Entre los meses de octubre y noviembre los pollos, que han permanecido todo el verano acumulando peso y grasa para el largo viaje que será su vida, emprenden sus primeros aleteos. No se conoce muy bien su sistema de orientación pero sí parece que las estrellas y la luna forman parte del mismo y por eso la iluminación artificial las confunde pasando que en vez de internarse mar adentro se meten hacia tierra donde ya no hay corrientes de aire que las sustenten en vuelo y caen al suelo desorientadas.
Unido a predadores como ratas y gatos, se da la circunstancia que estas aves son comestibles y antaño se hacían batidas para cazarlas en sus colonias. Hoy día están protegidas en Canarias habiendo campañas de concienciación para prevenir su extinción de las islas y algunas iniciativas como el apagado de luces públicas en núcleos urbanos... de todas formas, eso, son iniciativas propias de cada isla.
Si uno se encuentra uno de estos pollos lo correcto es meterlo en una caja de cartón con agujeros para que pueda respirar y entregarlo a las autoridades que en cada isla las derivarán a centros o especialistas de referencia. No se les debe dar de comer ni de beber ya que la grasa que tienen las mantendrá y no se debe alterar su dieta ni tampoco echarlas a volar sin más pues pueden tener lesiones internas o bien no encontrar el camino al mar por agotamiento. Es cierto que tienen un pico afilado por lo que la forma de agarrarlas es inmovilizar las alas con firmeza desde atrás o cogerlas con guantes gruesos.
Por último no es cierto que "empapelen" a uno por entregar un ejemplar que se encuentre.

Saturday, October 15, 2011

Economía Experimental

El nombre completo de la criatura es Economía Experimental y del Comportamiento. Se trata de una disciplina dentro de la Economía que usa el laboratorio para generar datos controlados y así contrastar hipótesis: Economía Experimental. Y la disciplina que usa esos datos para generar modelos de comportamiento humano en entornos económicos se le llama Economia del Comportamiento.
Recientemente la revista Papeles del Psicólogo publicó un artículo de Pablo Brañas-Garza y María Paz Espinosa dando a conocer estas disciplinas, como ellos dicen, "hermanas" de la Psicología.
Pero esta disciplina no es ninguna desconocida ni una recién llegada, de hecho ya hay premios Nobel tal es el caso de Vernon Smith que lo consiguió en 2002 por sus trabajos en el campo de la Economía Experimental.
En España la presencia de la disciplina es testimonial. Sólo hay laboratorios en las universidades de Granada (EGEO), Pompeu Fabra (LE-EX), Universidad del País Vasco (Bilbao-LABEAN), Universidad Jaume I (LEE), Universidad de Alicante (LATEX), Universidad de Valencia (LINEEX), Universidad Carlos III de Madrid (LEE) y Universidad Autónoma de Madrid (MAD-Lee).
Viendo de forma somera la presentación de estos equipos se percibe por un lado que aún siendo pocos las líneas de trabajo e investigación son muy amplias y de extenso trabajo, y estos tienden a ser todo lo pragmáticos que pueden ser dentro de, seguramente, las limitaciones que impondran las universidades. Sin embargo se ven figuras que en otras disciplinas son aún extrañas o poco comunes, tal es el caso de que el laboratorio ofrezca servicios de consultoría.
Otra singularidad que tiene esta disciplina es que como se trabaja con fundamentos económicos, el incentivo en los experimentos es el dinero; te pagan por hacer de conejillo de indias... recuerdo que en mi época los sujetos experimentales eran en su mayoria los alumnos y, si acaso, te ofrecían una décima en la nota por participar. Es que eran muy listos por lo menos en mi facultad y aplicaban el resultado del experimento de Disonancia Cognitiva de Festinger a los lelos estudiantes ("te doy una décima, no un 5... mmm, me conviene porque si saco un 4.9... me convenciste".). Resulta curioso ver cómo hoy día hasta los políticos se apuntan y han aprendido cómo deben repartir el palo y la zanahoria, o mejor dicho, la rodaja de zanahoria.
Algo que caracteriza a la Psicología en España, y a la mayoría de psicólogos, es nuestra incapacidad para saber vendernos, es decir, en casa del herrero, cuchara de palo porque en marketing no somos muy buenos... y eso que gran parte de los conocimientos de marketing derivan de la Psicología, incluso habiendo una disciplina específica llamada Psicología del Consumo. tuve ocasión de comprobarlo hace unos meses cuando acudí como público a un evento financiero on line... me dolió escuchar cómo los conferenciantes recomendaban servicios psicológicos sí, pero para "curarse" del estrés o de la depresión por hacer malas inversiones o trabajar en Bolsa. No parecían conocer las investigaciones en el campo de la Economía Experimental.
En cierto sentido el problema de la estanqueidad entre facultades y profesionales continúa muy vigente. No nos enriquecemos con la perspectiva y el conocimiento de los otros. Es como ir a una fiesta y cada grupito darse la espalda para escuchar la música común y sólo bailar con los de su grupo... un muermo total salvo para un ecólogo viendo cómo se extingue una especie antediluviana.
Bueno, después de contar la batallita del abuelo universitario que soy, nada mejor que este estupendo vídeo que resume en dibujos animados el famoso libro de Spencer Jhonson "¿Quién se ha llevado mi queso?" Siempre hay que tener fe en el futuro para que el nieto supere al abuelo.

Dónde está mi queso?... from Activateya.com.ar on Vimeo.