Tuesday, October 31, 2006

Betty, la fea


Yo confieso, sigo el culebrón español de Yo soy Bea; la versión "remasterizada", y culturalmente adaptada, de la original colombiana Betty la Fea, de la versión simplona y cómica mexicana La Fea Más Bella... y de varias versiones más en ruso, húngaro, polaco... es cierto que en Colombia dieron en el clavo con esta idea tan exportable; la discriminación por apariencia física.
Al trabajar en discapacidad me veo, suavemente, empujado a estar al día de estas series pues sino, como decimos aquí, mis ya amigas discapacitadas me dan por saco y de lo que se trata primeramente es de tener empatía con ellas.
De la versión española dos cosas me han sorprendido y serán las que comente en el blog. No teman ni se regocijen en Telecinco, el canal emisor, que ni serán ácidas críticas ni un empalagoso seguimiento tampoco.
Si algo caracteriza a Telecinco, aparte claro del ya famoso y sarcástico pareado; "... por el culo te la hinco", ha sido su tormentosa pero brillante ascensión en la parrilla televisiva. Basa su estrategia en series de producción propia en las que priman cuestiones sociales vistas desde diferentes perspectivas y con un target bien diseñado y específico, de forma que de pasar en sus primeros tiempos por su baja calidad en la programación ahora tiene unos buenos productos en términos de audiencia con series que atraen a un público específico, y fiel.
La serie de la que hablo tiene un elemento nuevo que me ha sorprendido: Blog. Otras series generaban foros, páginas... pero siempre eran externas a la serie. Ahora no, en la ficción Bea escribe un blog, poco discreto, en el que con el encabezado Queridos Feonautas llama a filas a toda la legión de feas de España... muchas según parece.
Lo curioso es que los post no están escritos por la actriz que encarna al personaje... sin embargo las respuestas a estos post sí por personas de carne y hueso que parecen perder de vista esta obviedad y se identifican con el personaje y sus batallitas... no todas, pero sí muchas.
Es curiosa esta nueva dimensión de los blogs.
NOTA: Recordarme a mí mismo que debo volver a Egipto y hacer el post sobre la otra cuestión relativa a este culebrón... y que necesito ayuda para aprender a usar el condenado Photoshop.

Sunday, October 29, 2006

1993, año de transición

Este fue el primer vídeo que completé. Como todos los principios bastante titubeantes, no sólo el realizador sino también el objetivo de la cámara... en aquella época no se había perfeccionado el estabilizador de imagen ni el vídeo era material apto para adolescentes. También quedaban lejos los días de Youtube y de la revolución digital.

Con franqueza, no me recordaba tan histriónico. Desde luego la adolescencia es una etapa necesaria pero comprometedora.

En esta ocasión estábamos bajando los alumnos de 3ºC del entonces BUP desde Tajaqué, en la cabecera de la Caldera del Barranco de Santiago, hasta su final en Playa Santiago. Aunque el vídeo sólo recoge unos fragmentos de nuestro paso por Pastrana, la llegada a Guarimiar en la cabecera del barranco donde empieza la pista asfaltada, la llegada a la playa y la ida... Sergi, nuestro tutor, se lució con el recorrido; 6 horas y agradecer que fue bajando. En aquella época aún faltaban unos años para el boom de los gimnasios y el culto al cuerpo de forma que tanta actividad física nos agobiaba. Menos mal que en algo sí hubo un cambio para bien aunque uno llegara tarde.

Thursday, October 26, 2006

Celanese, mon amour




Brenda acaba de cumplir su primer año de vida laboral en Celanese, una multinacional de químicas que parece ser en España tiene una delegación en Barcelona.
Qué orgullosa está ella de pertenecer a ese equipo, aunque tenga que lidiar con compañeras cotillas y otras rarezas de la jungla laboral, según me cuenta el ambiente laboral en esta empresa es más sano que en otros trabajos que ha tenido anteriormente.
La conocí en VEC... ¿qué hacía una prácticamente bilingue secretaria de dirección viendo cómo el resto de los mortales trabucábamos en la lengua de Shakespeare?. Claro, necesitaba una certificación al respecto.
Amaba a México, y ahora todavía más, pero le pasa como a mí con la Gomera, con España; a veces no lo entiende. Comentaba con desencanto episodios nacionales pero no se apasionaba ni exaltaba... pobrecita, en su grupo le tocó con un madrileño más echado para adelante que un tiro de mierda (en mexicano un sangrón), qué feo tan espantoso; en un inglés chapurreado invitó a todos a su cumpleaños menos a la fea.
Le encantaba mi acento, y cuando imitaba el mexicano lo que más... sobre todo, curiosamente, aquella frase de Gringo Viejo; Soy puta, usted no se achique por eso.
Viendo las fotos lo que más añoro, curiosamente, es cuando iba vestido de suit, recién duchado por la mañana en Vancouver con mi colonia de menta, bien requintado y guapo tras tres meses de gimnasio, kilómetros en la piscina del Vancouver Aquatic Centre y mis gloriosos cinco kilos más... que perdí apenas regresé a casa. Es verdad que no hubiera regresado pero todavía sentía que algo debía hacer primero en la isla. Nunca volver a casa se me había hecho tan difícil.
Én fin, México tiene una chincheta en mi mapa mental de sitios a visitar.

Tuesday, October 24, 2006

Un libro


Me pasó como el cuento aquel del que se fue y al regresar tenía un hijo crecido.
Hace unos meses ayudé a un amigo a hacer unas fotos sobre la isla para un libro, y que a cambio aparecería en las reseñas. Me contaba que el libro era una pieza más dentro de un conjunto de libros sobre las islas y sus vicisitudes durante el desarrollo del proyecto... le comprendía muy bien; los proyectos acaban sucumbiendo siempre a la ley de Murphy enredándose más que las persianas de forma que las cosas más sencillas parece que se vuelven un mundo. Luego, si uno soporta la incertidumbre y se ha hecho medianamente bien por lo menos uno siente el alivio de que ya eso de coordinarse con los otros quedó atrás.
Por desgracia es sólo un respiro, después de todo somos animales sociales y nos han hecho creer esa patraña de que lo mejor es el trabajo en equipo. Volvemos a rumiar lo mismo más pronto que tarde.
Pero de este proyecto lo mejor sin duda para mí fue el rodar por la isla, sentirla más adentro de mí cada día a pesar de que nunca la haya podido comprender... maldecir lo lejos que estaba el Drago de Agalán, uno de los pocos dragos que crece en la vertiente sur de las islas, llegar a los pies de los Chorros de Epina y refrescarse un poco, eso sí, sin pedir deseos ni boberías de esas, contemplar los bancales abandonados y recordar los trabajitos que pasé para ahorrar cuando quise irme a Vancouver e hice de picapedrero y paredonero... y ahora veo tanta finura cuando la isla parece empeñarse en enseñarnos la máxima consigna de que todo es esfuerzo y nada regalo.
El próximo fin de semana voy a Magaña y a esos andurriales de la isla que no aparecen en el libro pero que también son la Gomera, ¿alguien se apunta?.

Thursday, October 19, 2006

Egipcio Light


En la Gomera hay una expresión para referirse a lo que en los entornos laborales llaman expatriados, y en la emigración interna desplazados, es decir, aquellos nacidos en la isla o con ascendientes en ella pero que viven fuera. Son los "gomeros light".
Qué duda cabe que la Gomera es una isla muy bonita... sí, para venir de paseo en una excursión programada y llegar a las 9 de la mañana y embarcar a las 18.30. Sin embargo vivir en ella ha sido desde siempre duro. Ya hoy día no en términos de penalidades y miserias pero sí de las propias limitaciones del espacio.
Cuando vienen a veces de visita estos "gomeros light" sorprende ver, o más bien escuchar, lo idealizada que tienen la imagen de la isla; tanto para bien como para mal. Son muchas veces los más ecologistas, los más puristas, los mejores conocedores de la realidad isleña, los mejores guardianes del folklore, los más ardientes defensores de la "integridad del patrimonio natural de la isla", los más acertados en sus críticas a la falta de desarrollo e infraestructuras ( o sea, mismo que defienden una palma a la vez no importa pasarle una excavadora por encima si es para que les hagan una carreterita hasta la casa donde vivieron sus abuelos) ... eso sí, desde esos míticos 74 km de mar que separan a Tenerife de la Gomera... qué duda cabe que es una perspectiva privilegiada.
Pero después de todo en todos lados algo parecido tuestan: Al calor de las próximas elecciones en Cataluña debería sorprender el saber que los más acérrimos catalanistas son los hijos de los inmigrantes andaluces... que critican con saña la castañuela de su primera región.
En Egipto a todos nos sorprendía la miseria de las gentes al lado de lo que sus antecesores fueron capaces de hacer. Lo criticábamos y comparábamos. Sin embargo éramos una burbuja dentro de aquella realidad. Así, pese a estar aplastado por los cincuenta grados de Assuán fui vestido con la chilaba egipcia a la fiesta de la última noche de crucero... era lo único egipcio porque todo lo demás era, ciertamente, light.

Sunday, October 15, 2006

Mi primer Podcast


Pues nada, después de Youtube ahora Clickcaster y los Podcast. Voy creciendo y evolucionando como un niño y volviéndome más vago para escribir.

Friday, October 13, 2006

Gomera, Cabrera y Formentera


Bueno,ayer fue el día de la Hispanidad, hoy día de mala suerte en los países anglosajones... en fin, que por celebración nos van a faltar días en el año.
Resultaba curiosa la enseña española en pleno Nilo, cuando fuimos a visitar un poblado nubio. Los niños se acercaban en pequeños botes, te decían; ¿españolo?, y acto seguido cuando veían la bandera el himno nacional; Porrompopó, porropo, porrón, pompero.... luego el cubano; Juan Tanamera... y luego el himno de la ONU; Ay, Macarena...
¿Quién no les tomaba una foto o les daba un Euro a esos chavalines tan encantadores con su camisa del Barcelona, o Barça para los puristas, dos tallas más grande?. Lo que el milenario Nilo ha visto en su largo discurrir... y lo que le queda.
El título del post es sugerente; por esos rumbos digo que vengo de la Gomera, por muy bien y mejor conocido que sea el Chicharro (Tenerife)... pero me arriesgo a que me confundan con balear como fue el caso.

Tuesday, October 10, 2006

El guía




Qué duda cabe; los guías turísticos son "los ojos del turista"... y el espejo del operador turístico. Y más en países de singular connotación como pudiera ser pues precisamente Egipto.

Antes de nada, no teman mis posibles lectores; afortunadamente no me ocurrió como al personaje de Desideria en La Pasión Turca que escribió Antonio Gala. Por cierto, el único libro que leí de él... todavía me estoy preguntando qué vería ese hombre en La Palma para escribir aquella historia sobre un triángulo amoroso.

Los guías, ya digo, marcan y con mucho el devenir de un viaje. Aunque no lo crean muchos el o la guía desde el primer momento imprime caracter al grupo.

Yo, que vengo de un destino turístico, pues tengo historias al respecto; desde la revoltura que siento cuando engañan a los pobres península con el cuento del origen de Los Chorros de Epina hasta las historias de ultrapijos de postín de El Corte Inglés... No es un secreto; para muchos guías trabajar con esos grupos es un sacrificio porque estos clientes pagan con tarjeta de crédito y la empresa les devuelve el dinero si no hay satisfacción total... la chuminada esa de la "Calidad total"... de forma que a veces hay algunos que no hacen sino incordiar por el más mínimo contratiempo a ver si les devuelven las perras y de paso la excursión sale gratis. Luego, claro, el o la guía se la carga.

Nuestro guía se llamaba Hassan, había aprendido el idioma en la facultad de Filología Hispánica de la Universidad... ¿del Cairo o de Asuán?, bueno, ya no me acuerdo, pero qué bien hablaba el jodio. Me recordó a mis amigas de aquella facultad, ha tiempo ya... aquel purismo lingüístico para ahora batallar con adolescentes extranjeros. A lo que hemos llegado.

Hay que decir que, como país islámico, sólo en un hotel de El Cairo encontramos a una recepcionista, o sea, a una trabajadora. Todos eran varones en el resto de sitios. Aún así sí se podía ver a veces alguna guía en los monumentos pero muy pocas.

Personalmente el guía me agradó mucho, no tanto por la narración sobre los monumentos sino porque nos enseñaba a veces pequeños detalles de algunos de ellos singulares tal como si fuera una complicidad con nosotros... detalles que se agradecen. Por otro lado pues este hombre representaba al pueblo egipcio; tenía parada y fonda en todo negocio en el que nos pudieran ordeñar convenientemente, cosa que me alegraba, después de todo ¿no habíamos venido entre otras cosas a eso?. Así pues visitamos la casa de perfumes de Al Fayed, propietario de Harrod´s en Londres cuya familia es oriunda de Asuán... qué deleite tanta esencia junta, tremendo negocio se tienen montado, una escuela de alfombras y un centro de papiros. Qué masaje de bolsillos para algunos.

Al final del viaje en El Cairo nos recomendó sitios singulares... y la gasolinera más próxima al hotel del cinco estrellas para que pudiéramos comprar el agua a diez veces menos del precio del hotel tal como un egipcio de a pie... y entrar en un divino Kentucky Fried Chicken. Alá en su infinita misericordia dispuso ese reducto para la nostalgia occidental... Alá y la globalización.

Tuesday, October 03, 2006

¿Aculturación o globalización?




No estoy descubriendo las américas si digo que Egipto es un destino tan conocido y concurrido que sus recorridos están casi milimétricamente medidos de forma que se pueda "gestionar" con una eficiencia encomiable la riada de turistas que lo visitan... quién se beneficia de los ingresos que reportan es otro tema.
Quizás sea por eso por lo que si uno busca en YouTube o en Flirck pues encuentre casi que calcos de los mismos monumentos, y personajes:
El señor que está sobre un burro es el ya famoso "Cuñao de Saqqara"; a cuatro mil kilómetros del Kilómetro Cero madrileño en mitad del Sáhara egipcio un señor a lomos de un burro viejo, que se ofrece a alquilar para ir a las mastabas de Saqquara a las afueras cairotas, te regala esa "angelical" muletilla tan patria made in Quintero´s interviews. El cocodrilo y el pelícano momificados en la fachada de una casa en un poblado nubio... desde luego un detalle decorativo que, espero, nunca veremos sugerido a los distinguidos subscriptores de Nuevo Estilo o similares, y por último el encantador de serpientes... repten o sean bípedas, después de todo, tanto da. A tenor de la antigüedad de algunas fotos la serpiente de la foto es ya una modelo veterana pues habrá visto la evolución del mercado fotográfico de las últimas décadas. Se puede ver en el mercadillo de Ko´Ombo.




Los videos son cortesía de predecesores de este Adriano light que escribe. El "cuñao" de Saqqara, por si le interesa al autor del vídeo, ha perdido algunas piezas dentales pero sigue siendo igual de encantador. El burro sin embargo creo que no dure mucho más... aquí en la Gomera sabemos que cuando empieza una bestia a juntar las patas de atrás es que está a punto de espicharla.
El segundo vídeo es un tirón de orejas y una curiosidad; el nacimiento de un nuevo "cuñao" en Thailandia a manos de unos desaprensivos niñatos que se ríen del pobre hombre... aunque él también se reiría de esos "ojos de vaca" (llaman así los asiáticos despectivamente a los ocidentales mal educados) empeñados en que repita una palabreja rara. Posiblemente pensaría como aquí en Canarias cuando los alemanes impacientes soltaban algún exabrupto: "A la p*** de tu madre por si acaso".

Monday, October 02, 2006

Capitán, rumbo a Egipto




El viaje ha terminado mas su recuerdo perdura.
Antes de continuar con una plétora de recuerdos, es obligación decir que de Egipto me gustó todo, todo menos la miseria.
No voy a entrar en debates sobre si la miseria existe donde quiera, sobre si su causa es estructural, histórica o política... sólo sé que es dolorosa.
Me resultó doloroso ver la impiedad que esa situación provocaba. Me recordó a las historias de los abuelos de la Gomera del "arriba y abajo", de "los burritos y los señoritos". No era una cuestión religiosa, era algo impío se lea la Biblia o el Corán... definitivamente los faraones vuelven a resucitar y con la misma vuelven al sarcófago del susto si no es que el gobierno los mata primero.
Pero después de todo el que quería hacer el viaje iniciático de Adriano, aunque fuese al revés, era el David fascinado por la historia de tanta piedra, el que no cree en Europa, el que dice tener cuatro mil años y que va a Egipto a ver qué quedó de la primera obra de la primera constructora en la que trabajó, las pirámides, mucho antes de que en Canarias viviera bicho humano alguno ( y por supuesto, algunos tuvieran pesadillas con "Plasencia Constructora")... al tiempo que le piden el pasaporte para entrar en algunas discotecas por su cara de niño chico . Así pues con tanta contradicción propia pues me dispuse a disfrutar del Egipto milenario y del actual como se pudiera.

Sunday, October 01, 2006

Falcon Crest



En estos días finales de vacaciones, para mí las primeras "oficiales" en España y luego del retorno de Egipto; el sueño de adolescencia (del que hablaré pronto), entré en una etapa nostálgica volviendo al recuerdo. Por eso dicen que las vacaciones pueden ser estresantes si uno vuelve a tiempos de los que preferiría haber ahorrado la experiencia.

Afortunadamente en esta ocasión así no ha sido.

Falcon Crest es la primera teleserie de la que tengo conciencia, junto con Dallas o Dinastía, quiero decir que es la primera en la que podía entender y seguir el argumento. Ser consciente del mensaje que transmiten. Ocurre como las baladas u otras melodías románticas; cuando empiezas a entender su significado significa que el ansia por los otros, por el grupo, por la pareja, por las amistades, ha comenzado y, como en el mito vampírico, el ansia no te abandonará nunca y será el impulso y lastre de toda tu vida.

La melodía de Falcon Crest la asocio con el lujo:Esos viñedos extensísimos de California que años después vería, o las riberas vinícolas de España... pero de glamouroso tenía poco la vendimia me temo, yo que la "padezco" todavía todos los veranos. Ya hablaré del proceso vinícola en Gomera; un episodio aparte.

Yo recuerdo que la serie acababa con un discurso de Ángela Chanin pero no recordaba su contenido. Lo recuperé hace unos días de Youtube junto con cientos de fragmentos de memoria, desde la Gallina Caponata (no la recordaba tan insulsa) hasta Espinete (me sorprendió lo chulillo que era)... me falta el primer recuerdo; La cometa blanca.

Pues sí, han sido unas vacaciones no sólo en el espacio lejos de España, sino también en el tiempo lejos de mezquindades actuales. La vida adulta no resultó ser tan glamourosa pero al menos siempre queda la ilusión de cierta capacidad de protagonismo en su discurrir.