Sunday, May 30, 2010

Sirga tridimensional

El ratón en su laberinto. Hace ya tanto tiempo... en aquéllos primeros días de rosas y, para quien gustara, vino en que se produjo la primera de una de las constantes de nuestro actual gobierno; la dispersión y distorsión en su comunicación. Fue a cuento de la "sirga tridimensional"... vamos, aquí entre nos una malla trenzada de alambres que hacen más difícil el paso, en este caso en los puntos fronterizos. La única diferencia con las concertinas o muelles de alambre espino es que no son tan lesivas.
Para quien quiera saberlo la sirga bidimensional según eso sería una cerca convencional. Eso, la artificiosidad y después el engolado lenguaje políticamente correcto, aquí entre nos, quedar de guais, es un arma de doble filo. Quedas bien, sí, pero te compromete y lo que es peor... uno que habla políticamente correcto acaba siendo un creyente correcto de sus medias verdades. Tanto el optimismo como el pesimismo son eso, medias verdades pues sólo se tienen en cuenta unos u otros aspectos de la situación.
Así es como el gobierno se enredó en su propia sirga. Ni para adelante ni para atrás, ni por encima ni por debajo... sólo queda para el frente e irse deshaciendo de las trabas.
Pero era de esperar. El giro de timón del Gobierno en su política económica debió haberse hecho mucho antes, sí, pero también ha tenido un impacto profundo, psicológico, en nuestra propia percepción del país. Nuevamente el silencio y el desencanto...

Foto tomada de Escolar.net

Saturday, May 22, 2010

Bitácora del capitán



En los episodios de Star Trek a menudo el principio introductorio suele ser: "-Diario del capitán, fecha estelar..." y en boca del capitán se narra la situación inicial de la trama que se va a contar en el episodio. Así pues es una retrospectiva de los sucesos que se cuentan, y eso, retrospectiva, es lo que aportan los diarios personales.
Siguiendo el argumento de la serie, estas bitácoras constituyen con su contenido y testimonio gran parte del conocimiento que los exploradores obtienen en sus viajes estelares, en clara reminiscencia a los diarios de los capitanes de antiguos barcos de exploración como los diarios del capitán James Cook entre otros muchos. De hecho todos los oficiales de aquellos navíos tenían sus propias bitácoras personales en las que desde su perspectiva asimismo recogían las incidencias del viaje. También otros diarios personales dieron lugar posteriormente a obras cumbre en el conocimiento como fueron los diarios a bordo del Beagle de Charles Darwin .
A lo largo del tiempo la creación de estos diarios ha sido una constante, bien por tradición bien por necesidad; a menudo los adolescentes necesitan contarse a sí mismos y a los otros toda la complejidad del mundo que empieza a abrirse ante ellos. Con el paso del tiempo releen estas sensaciones y las emociones se sienten como entonces pero tal vez más destiladas tambíén por la necesaria experiencia adquirida, esto es, la retrospectiva vital.
Bien es cierto que no a todos gusta escribir así que es más frecuente narrar la historia personal de la familia y la propia tal vez con fotografías... uno se ruboriza de verse calzado con esas horribles sandalias de plástico por ejemplo. Los tiempos cambian y así surgieron después las versiones electrónicas; tras los blogs el paso más inmediato fue el Videoblog el cual a su vez permitió no sólo narrar la propia historia sino además inventar otras vidas y personajes, algunos con notable éxito hasta traspasar lo experimental y anecdótico y llegar a ser programas televisivos.
También los diarios se han convertido a menudo en un sistema de control del flujo de trabajo... en mi antiguo trabajo los bautizaron como " listados de tareas". Vamos, lo que querían decir que no sabían muy bien lo que querían, sólo que se hiciera. Obligado a hacerlo, los editaba desde la perspectiva de que me sirvieran como retrospectiva. Después de todo no eran gente tan aficionada a la lectura como sí a la literatura oral.
Grabar tu propio videoblog puede ser muy interesante pero aún estos formatos carecen de algo importante; la posibilidad de etiquetar y localizar rápidamente material antiguo... todavía no se le puede pedir al ordenador que busque todas las entradas que contengan la palabra X de tal fecha a tal otra por ejemplo.
Lo que sí permiten es por ejemplo interactuar mucho más socialmente que otros formatos, por ejemplo hay videoblogs muy interesantes, llenos de experiencia y emoción como es el caso del canal de Moraymanazari; una chica con parálisis cerebral y en silla de ruedas que nos cuenta su experiencia siendo difícil sustraerse a la emoción que genera su testimonio... después de todo la soledad es un mal muy extendido, y si tienes discapacidad más aún.

Saturday, May 08, 2010

Segundas partes

Me alegré mucho de encontrar en la librería hoy la segunda parte de Freakonomics. Cuando lo leí en 2007 me encantó y ver ahora esta, como sus propios autores la definen, segunda parte me decidió de inmediato por leerla... una pena por el estuche de lápices de pastel a por el que iba pero uno debe ceñirse al presupuesto, siendo lo suficientemente flexible para cambiarlo sobre la marcha si surge una oportunidad ventajosa... esa es una de las cosas de lo que nos enseñan los expertos que comentan los casos de estudio en la colección Qué Hacer de Empresa Activa en su volumen dedicado a los procesos de cambio en la empresa que era el que estaba leyendo con anterioridad.
Los estudios de casos empresariales son apasionantes, eso sí, si tienes con quien compartir opiniones pues después de todo se hacen para eso; para confrontar tu visión de la situación planteada con otros... leerlos uno solo a veces puede llegar a ser un tostón.
Lo interesante de los casos planteados en el libro, empero, es la idea del cambio como constante en la realidad empresarial. Necesario para sobrevivir pero que debe ser dirigido con suma prudencia y cautela porque a veces lo que recoges por un lado se derrama por el otro.
En el cine tienen el axioma de que segundas partes nunca fueron buenas... que curiosamente se contrapone a los libros donde las sagas o continuaciones enriquecen aún más la trama. Claro, hay excepciones en ambos contextos. Así, me dispongo a disfrutar mi más reciente tesoro mientras espero al otoño de este año en que nos anuncian la llegada de la tecnología Mirasol que por fin nos traerá la ansiada tinta electrónica a color.
Esperemos que para ese entonces mi presupuesto pueda llegar a ser igual de flexible que hoy con este libro.