Sunday, April 20, 2008

Más dibujos

Terminó mi primer curso de Dibujo, y también el primer curso que hice sólo por placer, nada más.
Ahora queda la práctica y adquirir más destreza, o sea, como en todo tiempo para crecer.
Aprendimos carboncillo y plumilla, y los ejercicios básicos de perspectiva y volumen.
Aunque el dibujo siempre me gustó para mí era muy difícil como ya dije cuando era joven. Era frustrante tenerlo claro en la mente pero torpe en la mano... aquel rollo del hemisferio derecho versus el izquierdo.
Me gustó la experiencia, la del placer creativo digo, así que es posible que pruebe otras cosas y lo aprendido lo mantenga. Sólo el saber puede llevarse donde quiera.

Tuesday, April 15, 2008

Un puntal

Un puntal es una viga cilíndrica de metal compuesta de dos cuerpos ensamblados y que puede ser regulada en altura mediante un gancho que atraviesa los dos cuerpos en orificios a longitudes regulares y que se ajusta posteriormente con un sistema de rosca.

Se usan en construcción sobre todo para soportar forjados y encofrados durante la fragua del hormigón o, en el caso de construcciones viejas o dañadas, para sostener e impedir derrumbes.

Más en el sur que en el norte de las islas es un vocablo que ha entrado a formar parte del habla cotidiana. Es positivo que alguien sea un puntal; significa ser una persona de confianza o alguien que por la razón del contexto en que lo usamos tiene unas características positivas para nosotros.
A veces también lo he oído en el contexto de la lucha canaria para referirse a alguien que es líder de su equipo por su habilidad técnica o fortaleza.

Empero, ser un puntal es bueno sin embargo para muchas cosas debería creerse más en las columnas que ayudan a forjar. Es una historia tan cíclica como lo son los ciclos económicos en las Canarias; cuando es la cresta es una economía tan generosa que permite obtener buenas ganancias a determinados sectores de actividad... con la misma rapidez que en las simas del ciclo se nos presenta como una economía enclenque y deficitaria que destruye todo lo hecho.

Nuestras empresas e instituciones se apoyan demasiado en los puntales; hacen infinidad de forjados que no llegan a cuajar sino que están siempre en un estado de precariedad, o peor, endebles puntales de muy loable esfuerzo sostienen con su trabajo proyectos que a las primeras de cambio traslucen carencias y miserias.

Los puntales acaban oxidándose de puro viejos, o cambándose de inútil esfuerzo al sostener pesadas pero endebles estructuras que no tienen cometido en sí mismas más que permanecer o "echar otro día para atrás".

Al final de todas las obras acaban amontonados, desgastados, sucios o estropeados a consecuencia del hormigón, oxidándose al sol sin sombra de nada que hayan intentado ayudar a construir pues todo cayó al no fraguar... y en el olvido . Al menos no es como hace unas décadas; una excavadora los cargaba en una barcaza y los tiraban al mar pero siguen siendo testigos, los puntales que son personas, del sinsentido de muchos esfuerzos.

Queda el consuelo de aquel viejo adagio gomero: "De ilsusiones también se vive".

Sunday, April 06, 2008

Naufragio

En la foto se puede ver un "cristal lavado", un pedazo de vidrio de una botella que el mar ha limado como si fuera un callao. Ha redondeado las aristas cortantes cascando los bordes y esmerilando el resto de la superficie.

Todavía se pueden ver el número 76 y algunas muescas de, probablemente, el culo de la botella.

Es otro de esos pequeños naufragios diarios. Desaparecer como botella y volver como callao, eso sí, un callao bonito y curioso.

Cuando se sabe que los fondos de muchas costas están contaminados con varias toneladas de detritus y hay remolinos de virutas de plástico de cientos de kilómetros en alta mar, ver estos restos entre conmueve y apena.