Saturday, April 24, 2010

Florida lápida

"-Mi casa está en Clavo."
Clavo es la colina a cuyas faldas está el cementerio... esta frase la dijo un anciano ya más preocupado por esa última mudanza que por reparar el techo de la casa en que vivía tras las últimas lluvias. Total, los hijos quedarían atrás para hacerlo.
Desde luego no me agrada ir a funerales, pienso que es un dolor que debe vivirse en la intimidad y hasta me da un poco de vergüenza dar el pésame porque temo estar molestando. Sin embargo la visita al cementerio, la última caja, la última casa es a la vez un descubrimiento y un reencuentro.
Los recuerdos por los idos se agolpan y descubres el paso del tiempo según se van llenando los nichos... e intento adivinar cual será el mio.
El otro día asistí a un funeral en otro municipio y luego, en la celebración de la vida o sea, tomando el café en el bar uno de los parroquianos criticaba con saña la última moda de los cementerios gomeros; las lápidas serigrafiadas con láser, en ellas la familia puede serigrafiar cualquier fotografía. La mayor parte de las veces se trata de la cara del difunto en mejores momentos, así que uno ve al finado sonriendo o puede incluso que nos brinde un whisky desde la foto, o bien algo querido para el sujeto como así una lápida en la que está el pajar donde el muerto pasaba la mayor parte de su tiempo cuidando sus cabras o bien una foto del coche tuneado que en vida mimó el propietario.
Personalmente las lápidas de este tipo más conmovedoras son las infantiles, de vivos colores y emotivos mensajes de despedida. Uno mira en perspectiva las lápidas de estos nichos y constituyen un mosaico colorista de la sociedad de nuestro tiempo.
 Reflejan la preponderancia actual de lo visual, lo gráfico, sobre lo escrito. En el pasado lo más común era un epitafio ingenioso sobre la lápida, y para los muy ricos en dinero o aprecio popular, una escultura... aunque después de muertos parece que todos merecemos unas palabras, aunque sean de dudoso elogio.
En la isla los epitafios son casi ausentes, sólo los lacónicos mensajes de amor y recuerdo de los seres queridos. También es que antes la muerte se dejaba para los vivos; eran los familiares quiénes escribían o no sobre el finado... ahora es el vivo quien prepara y personaliza su despedida. En cierto sentido nuestra cultura de la muerte ha cambiado.

Tuesday, April 20, 2010

Curvas

El recuerdo más perdurable que se lleva quien visita la Gomera son las curvas de sus carreteras... y que den gracias, hace sólo una o dos décadas atrás tanto la bajada a Valle Gran Rey como la de San Sebastián eran, por decirlo suavemente, espectaculares sobre todo si ibas en una guagua y mirabas al precipicio. No se trataba desde luego de un extremo como la carretera a Coroico en Bolivia; esa carretera que es de un sentido doce horas al día y del contrario el resto de lo estrecha que es pero sí, como te encontraras con un coche de frente te tocaba dar marcha atrás sobre el precipicio.
Pero las curvas no sólo son físicas, también es sinuosa la historia de estas vías. Son el bien más preciado de todo lo hecho porque en cierto sentido retratan el continuo reto y lucha que ha supuesto construirlas y también el viejo, pero no conseguido anhelo, de hacer una isla única. En el pasado, no tan lejano, se daba el caso de gente que nacía, vivía y moría en una parte de la isla y no había nunca en toda su vida visitado el otro lado de la isla.
La importancia que se le da a estas vías no puede comprenderse sin saber su trascendencia en el pasado como por ejemplo el episodio de los Sucesos de Hermigua, uno de los primeros movimientos de lucha obrera... son las mismas vías que hoy también reflejan un presente que empieza a ser cuestionado.
Actualmente las dos principales vías están en obras; una en el valle de Hermigua y la otra en el tramo que va desde Vallehermoso hasta Arure.
La travesía que pasa por Hermigua había llegado a un punto en que era un cuello de botella pero habían dos importantes retos que solventar: Por un lado construir una vía paralela nueva al antiguo trazado no era viable primero por una razón geológica, las tierras del valle son de aluvión con lo que escarbar en ellas sólo genera más desprendimientos y construir la vía en el cauce mismo del barranco es desde luego una temeridad, y segundo por una cuestión popular; los habitantes del municipio no iban a permitir que el pueblo quedara aislado si la vía de comunicación no pasaba por el valle. La solución ha sido ingeniosa; ensanchar el trazado original, incluso elevando estos ensanches, y hacer rotondas que permiten fluidez de tráfico.
El caso de Vallehermoso ha sido distinto, aquí se ha optado por ensanchar el recorrido original y túneles para sortear los estrechamientos en los caseríos... tras las recientes lluvias se vio un ejemplo de miopía de ingeniero; en el pasado todo eso que parece monte no lo era. Se trataba de tierras dispuestas en laderas sujetas con pequeños bancales. Al escarbar hacia adentro y llover se produjo un corrimiento de tierras que mantuvo la vía cortada semanas a la altura de Epina. Ahora lo intentan solventar rehaciendo las terrazas escalonadas.
Un detalle que se escapa a menudo al visitante son los muros de contención de las carreteras, los antiguos son un ejemplo de mampostería en seco. La técnica para hacer estos muros secos casi se ha olvidado y hoy se usa mortero siendo la forma de hacerlos, y de dónde se trae la piedra, motivo de controversía política y social insular recientemente.
Cuentan que las curvas se deben a la forma de pago que recibían los obreros; se les pagaba por metros y no por destajo o jornal... otra pequeña manipulación informativa a las que somos tan aficionados en la ínsula. En realidad las curvas en las carreteras se deben a que cuando se hicieron no habían suficientes explosivos ni maquinaria abriéndose muchas vías a pico y pala así que para evitar en lo posible obstáculos o tener que hacer desmontes  se aprovechó la dorsal o cima de la isla para hacer el trazado más sencillo aunque esta desde luego no fuera recta. Por otra parte también los intereses privados de que o bien pasara por una propiedad o la evitara hizo que en algunos tramos hubiesen evoluciones inesperadas.

Saturday, April 10, 2010

Ser educado hoy

Contestador Automático del Teléfono del Colegio:


¡Hola! Le habla el Contestador automático de nuestro Colegio:


Para atenderle de la mejor manera posible y con la intención de conectarlo con la persona adecuada, por favor escuche todas las opciones antes de hacer su selección:


-Mentiras para justificar la ausencia de su hijo: Pulse 1
-Excusas para justificar que su hijo no trajo hechos los deberes: Pulse 2
-Para quejarse de cómo hacemos nuestro trabajo: Pulse 3
-Para dar por culo, en general: Pulse 4
-Para preguntas sobre información no recibida, pero que ya fue enviada en una nota individual, en la página Web del Colegio y en diferentes comunicados remitidos con anterioridad: Pulse 5
-Para solicitar que su hijo tenga mejores notas, sea promocionado de curso, vaya el primero, etc. : Pulse 6
-Si Ud. desea golpear, insultar o pegar a alguna persona del equipo docente: Pulse 7
-Para solicitar que echen del Colegio al profesor que le cae gordo a su nene: Pulse 8
-Para quejarse de que hace frío en el patio, de que el suelo está mojado cuando llueve, de que le salen gotitas de sudor al nene cuando hace ejercicios de Educación Física y demás gilipolleces que se le puedan ocurrir: Pulse 9
-Para quejas sobre el servicio de transporte, comedor, actividades extraescolares, aula matinal y demás servicios extras del Colegio: Pulse 0

Si Ud. es consciente de que su hijo es el principal interesado en las buenas relaciones dentro del aula, el responsable de su participación en las clases, el primer responsable de la realización de sus tareas escolares y usted sabe que los primeros educadores son los padres y que los docentes no son responsables de la falta de esfuerzo de su hijo:
¡¡¡Que Dios le bendiga y que tenga un buen día!!!
Hubo un tiempo en que habían dos escuelas; una en casa y otra en el colegio. En casa te conocían y eras como eras, en el colegio cabía la oportunidad de reinventarte, de crearte un ser alternativo.
A veces me siguen mandando correos en cadena, personalmente me resultan aversivos y muchas veces ni los abro pero en esta ocasión, tal vez por la sequía de información, abrí uno y me hizo reflexionar sobre lo que era y lo que es la escuela. Está escrito con un humor negro bastante logrado... no me imagino grabando un mensaje en un contestador así por más que muchos se merezcan una respuesta como esa, o más gruesa.
Resulta evidente que las cosas han cambiado, o más bien las hemos hecho cambiar pues después de todo también todos fuimos niños y no debió de quedarnos un buen recuerdo de las escuelas de nuestra vida toda vez que estamos intentando destruirlas o delegando responsabilidades como la moda en política de hoy día.
La escuela se ha convertido en la guardería, el almacén donde meter a los chicos todo el tiempo necesario para que sus padres, curiosamente, puedan conseguir ingresos a cambio de su tiempo y mantenerlos ocupados.
Los alumnos se han convertido en hijos; ya el colegio es su sitio de reunión e intercambio social, después de todo pasan la mayor parte de su tiempo ahí pero siguen necesitando "crecer como personas"... no habiendo tiempo en el seno familiar qué mejor opción que convertir al colegio en el sitio donde se externalizan problemas de relación, valores, convivencia.... y luego muchos padres se enfadan y preguntan hasta qué punto la escuela puede usurparles ese papel.
Han surgido así interesantes debates sobre el papel moderno de la escuela, el alcance de la educación, como gestionar y hacer más eficiente el sistema educativo o de cómo éste influye y es influido por la sociedad... hemos asistido a  fenómenos no tan interesantes de vivir o presenciar como es el caso de agresiones de padres hacia profesores, un aumento de casos de acoso escolar o últimamente una tendencia hacia la segregación escolar en base a criterios económicos, religiosos o simplemente de género.
Pero en todo este camino de evolución algo ha permanecido igual, o se aferra a intentarlo, y ese ha sido el cuerpo docente. Son los únicos que se han quedado atrás:
Se tiende a pensar que las reformas educativas van dirigidas sólo a los alumnos y a los contenidos pero lo cierto es que el trasfondo de todas ellas ha sido intentar redifinir el papel de la docencia como trabajo y el de sus trabajadores. Y aquí ha ocurrido por un lado que la falta de definición del docente ha hecho que la profesión haya perdido valor social y por otro que el trabajo docente haya sido equiparado con otros que poco tienen que ver, primando un supuesto valor "público", es decir, para mantenerse en su antigua posición han pretendido equipararlos en funcionamiento con el funcionariado y eso es poco adaptado, no sólo para la docencia que es después de todo despertar en los alumnos la curiosidad hacia lo nuevo y el conocimiento, a experimentar y a la autonomía.La estructura tampoco ha cambiado... sigue siendo el estigma de la universidad en España su manifiesta endogamia.
Mientras todos coinciden en que el alumno ha cambiado en sus necesidades y características, mientras los gobiernos intentan remodelar desde una perspectiva económica el sistema educativo, mientras los padres y el modelo de familia ha cambiado con más o menos acierto... el maestro sigue con su librillo y mirando a la pizarra de espaldas a la clase. El inmovilismo, el aferrarse a una supuesta seguridad laboral similar al funcionariado ha hecho que la docencia pierda peso y valor social.
El valor de un profesional empieza por el valor de su propio trabajo no porque haga falta el propio trabajo.