Monday, March 09, 2015

Larga vida y prosperidad

" Las necesidades de muchos anteceden a las necesidades de pocos e inclusive a la de uno mismo."

 "He sido y siempre seré tu amigo, vida larga y próspera"

 (Spock)


" Kate Mulgrew, Star Trek: Voyager's Captain Janeway, has joined the long line of Trek luminaries to pay tribute to the late Leonard Nimoy. She posted a statement on her official Facebook page on March 1 that read as follows:
Leonard Nimoy had dignity, gravitas, a witty and irreverent sense of humor, and an intelligence of exceptional size and dimension. In conversation, I always felt as if I couldn't afford to miss a word of what he was saying because he never failed to say something that sprang from a deeply authentic and original spirit. As an artist, his contributions have been inestimable. As a man, he stood quite dramatically alone in his singularity, and that can be said of very few.
KM "
                                                      *  *  *
 [Kate Mulgrew, la capitán Katherine Janeway en "Star Trek: Voyager", se ha unido a la larga lista de luminarias (celebridades) de Trek (la saga) para rendir homenaje al fallecido Leonard Nimoy. Posteó una actualización en su página oficial de Facebook el 1º de marzo en la que se lee: 


Leonard Nimoy tuvo dignidad, seriedad, sentido ingenioso e irreverente del humor y una inteligencia de tamaño y dimensión excepcionales. En la conversación, siempre me sentí como si yo no pudiera permitirme el lujo de perder ni una palabra de lo que decía, porque nunca dejó de decir algo que surgió de un espíritu profundamente auténtico y original. Como artista, sus contribuciones han sido inestimables. Como hombre, se puso en pie de manera espectacular solo en su singularidad, cosa que se puede decir de muy pocos.]

 Empezando por lo lógico, murió de EPOC; Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica, cuya causa principal es el tabaquismo. Nimoy fue un fumador empedernido durante más de treinta años. En los últimos años animaba a los jóvenes a abandonar el hábito antes que fuera tarde.

Se ha ido.  O más bien se han ido dos al mismo tiempo; el actor, Leonard Nimoy, y el personaje, el Señor Spock, que formaban una simbiosis tal que posiblemente no se entendiera uno sin el otro. Casi se podría decir que las contradicciones vitales  y culturales de Spock se materializaban a su vez en Nimoy si bien en una suerte de némesis: Mientras que en la ficción Spock eligió la cultura vulcana y padecía la emocionalidad humana atemperando las decisiones pasionales de su capitán, en la vida real Nimoy era una persona comprometida de forma pública socialmente, y más adelante, espiritualmente en su vida privada.

Otro recuerdo, precioso, más para una vida que sigue. El legado que deja Nimoy, junto con el creador de la saga Star Trek; Gene Roddenberry, puede resumirse en una palabra... aunque según para quien. Para unos la palabra es Optimismo. Una visión del futuro en la que la raza humana alcanza su cénit evolutivo al colaborar con otras especies. Para otros la palabra es Orden. Un orden en el que caben las diferencias de todos pero bajo un mando jerarquizado y unido, tal como si fuera un crisol, en un conjunto común de directrices. Esta última visión más militarizada del universo Star Trek fue suavizándose en sucesivas temporadas y series de la saga según fueron cambiando los tiempos. No debe olvidarse que son ya más de 40 años desde los primeros episodios de Star Trek, por tanto ha habido un salto generacional que conlleva siempre nuevas perspectivas.

Algunos piensan que Nimoy fue canibalizado por su personaje, el señor Spock, de suerte que lo encasilló para siempre en la serie o que la mímesis llegó a ser tan perfecta que al actor le ocurrió lo que al ventrílocuo que sólo hablaba por boca de su muñeco. Creo que el personaje ayudó al actor, como así también motivó a muchos niños y jóvenes que disfrutaron con sus primeras aventuras a interesarse por el espacio y la ciencia, o a explorar las emociones humanas en el difícil tránsito de la adolescencia.

Fotografía tomada por  Leonard Nimoy
Pero 84 años dan para mucho si se vive intensamente por lo que a menudo quedan facetas menos conocidas del actor. Fue un reputado y prolífico  fotógrafo   exhibiendo en el Museo de Bellas Artes de Houston  en el Museo Judío de New York  y con galería en R Michelson Galleries de donde es la foto perteneciente a su "Proyecto de Cuerpo Completo; un examen de nuestros conceptos de belleza y sexualidad", amén de otros muchos trabajos en los que en general el tema era el cuerpo humano, sobre todo el femenino.


"Hay tiempo para todo" parece decirnos Nimoy. Tiempo para salir fuera, a donde ningún hombre ha llegado antes, y adentro a donde sólo uno puede llegar pero no siempre atreverse a mirar. Spock, el pretendido ser de una raza completamente racional, nos enseña la intensidad de las emociones y lo precioso de tener cometidos vitales que den sentido a la existencia...que exploremos nuestro mundo, los mundos de los demás sin estrellarnos inútilemente contra los cristales como una mosca deseosa de salir fuera; a veces el camino está dentro hasta que la ventana se abra.

Ese fue el legado de Spock, el de Nimoy. Larga vida y prosperidad en tu nuevo viaja espacial por nuestra memoria.