Monday, December 31, 2012

Cosa Juzgada

“En este mundo traidor, nada es verdad ni mentira, todo es según el color del cristal con que se mira”.
 Ramón de Campoamor y Campoosorio (1817-1901)

 La composición fotográfica ilustra dos formas de ver una misma realidad; a la izquierda una foto desde la carretera dorsal del sur de la Fortaleza de Chipude en las primeras luces del día, a la derecha la ilustración que acompañó a la postal de Navidad del Cabildo Insular de La Gomera para el presente año.


No cabe duda que el acontecimiento más señero en este año para la isla fue el incendio de agosto... que duró meses aunque sin llama visible. Desde aquí ante todo un agradecimiento profundo a todos los que solidariamente ayudaron durante esos días de incertidumbre. Su gesto tuvo especial valor no sólo por el hecho de la ayuda en sí, sino porque además nos reconcilió en un sentimiento común de compañía haciéndose patente un espíritu de compromiso y comunidad entre los más jóvenes; las punta de lanza de esa ayuda.
Cosa juzgada es un aforismo del Derecho que viene a decir aquello de que nadie puede ser juzgado dos veces por la misma causa... no hubo juicio tal vez pero sí sentencia... de las pocas cosas que comprendo de mi isla es que el silencio es la manifestación más palpable; cuando guardan silencio lo dicen todo, al igual que cuando se ausentan no recibiendo a un invitado. Es cierto que hubo un grito en el silencio,tanto fue lo que callaron, y debe entenderse como lo que es, y seguirá siendo, no caben subterfugios ni más cortinas de humo de un discurso que ya no vende.
Eso que llaman "monte" no es una propiedad, es un patrimonio; el patrimonio aporta identidad, marca, y no se gestiona como una propiedad,

En los días finales del año algunos resumieron 2012 como "un año para olvidar", mientras que otros muchos parece que hubieran abrazado la superstición china para el número 13; en China, y comunidades asiáticas numerososas en el exterior, los edificios carecen de la decimotercera planta. Simplemente no se numera pasando directamente del doce al catorce en un intento de conjurar la mala suerte del número... Muchos se han juramentado para que 2013 pase de puntillas y llegue 2014 con una supuesta promesa de crecimiento. Lo cierto es que los ciclos económicos no revierten de un año para otro, como así tampoco degeneran con la misma rapidez. para llegar al supuesto paraíso de 2014 habrá que pasar primero por 2013, al que han dado en llamar el Año de los Emprendedores...largo me lo fían, al menos en lo referido a fiscalidad y posibilidad de financiación.

2012 fue el año del Bosón de Higgs, la partícula fundamental responsable de la masa de la materia, el año en que se hicieron importantes descubrimientos sobre el mecanismo de metástasis en el cáncer y el año de las Energías Renovables. Mas también fue el año de la verdad, de la verdad presupuestaria,  ocurriendo que para remendar el bolsillo se descosieran las costuras. Nos lo cuentan así, en bruto, muchos millones pero todo presupuesto contempla dos Capítulos; el Capítulo uno son gastos fijos y aquí recortan de lo prescindible en finanzas; las personas. Los presupuestos son una declaración de principios, o en algunos casos de doctrina, dejándose claro que lo importante es el statu quo, la apariencia, y no la inversión, la confianza en el futuro ni en la gente. No debe extrañar pues que lo primero a sacrificar sean los servicios para esa gente que no merece confianza, Educación y Sanidad, y que se recorte en I+D+I pues después de todo no se ve el posible futuro de investigar.

Seguimos perseverando en el error de comernos la semilla.

Aunque todas esas cosas pasaron "fuera", lejos del pretendido útero protector que es la isla, al igual que los bebés estamos conectados a los sentimientos de una madre que ve con preocupación un futuro incierto. Esperemos que el instinto materno y el vínculo que mantenemos con la realidad nos hagan actúar a tiempo de que quede algo que pueda crecer. A tiempo de darnos cuenta de que lo más importante, lo único que al final de todo queda, es uno/a mismo/a y que todo lo demás emana de nosotros/as  y no al revés.

En la gráfica se puede ver la evolución de las búsquedas en internet de la palabra "Gomera"; la tónica general es un continuado descenso desde 2004 con escasos picos. Si se pincha sobre las letras de cada pico se ve la noticia que motivó ese incremento de búsquedas; lamentablemente todas ellas negativas.