Saturday, November 28, 2009

DVDs y suerte

No soy una persona dada a creer en la suerte... y quiénes venden DVDs tampoco; se han confiado a la misma para capear esta recesión.
Así las cosas hete aquí que tengo dos buenas películas y dos participaciones para el Sorteo de Navidad que se celebrará el próximo 22 de diciembre. Por no espantar la suerte vamos a ver si cae, no voy a negarme a un dulce.
La historia de las participaciones de lotería es larga y llena de anécdotas. Básicamente regalas ilusión, o la rifas o vendes, entre tus compañeros de trabajo, el colegio u otras colectividades y así, quieras que no, haces masa.
En este tiempo recesivo ambas cosas son pues necesarias; la ilusión de una buena película que te sume en el sueño de otra vida y la suerte ante los cambios que se avecinan que serán de gran calado. Después de este gran engaño, o ilusión para algunos aprovechados, nada volverá a ser igual. Al final sólo vamos a quedar nosotros mismos... otra vez en el punto de partida.

Friday, November 27, 2009

Grupo de Teatro de Filología ULL

Ayer mientras tomaba un café esperando para regresar de nuevo a Gomera en el Intercambiador de Transportes me llevé una grata sorpresa al leer de casualidad la noticia de que esa noche volvían a estrenar en el Paraninfo de la ULL una obra de teatro... qué pena, me hubiera gustado quedarme a ver el espectáculo pero no pudo ser.
Sobre la dilatada historia del Grupo de Teatro de Filología y sobre la situación pasada y presente de los diferentes grupos de teatro en la ULL no voy a profundizar porque ya con mayor tino y conocimiento otros han escrito o esbozado pero sí voy a contar mi parte de intrahistoria como dijera Unamuno pues yo formé parte de la historia de ese grupo:
Entro en escena en 1995, 1994 si nos ceñimos a años académicos... parece una eternidad pero para alguien que aprendió a leer en la Enciclopedia Escolar Faro de Blanco Hernando Quiliano eso fue ayer.
Por aquélla época, tal como hoy, el director del grupo era José Antonio Ramos Arteaga, Pepe, y la obra que había propuesto representar fue una comedia de Shakespeare; Epifanía o Noche de Reyes aunque eso lo supe después pues el paso primero fue un anuncio de casting para actores al que respondí; me dieron una serie de fragmentos de textos teatrales a elegir uno e ir a representarlo al Aula Magna. Recuerdo haber escogido el Calígula de Albert Camus... empecé a interpretarlo pero a los pocos momentos me bloqueé por completo. Me sentía ridículo. Mas así y todo fui aceptado en el grupo... quizás no habían demasiadas vocaciones entre las que escoger.
En 1995 hacía poco tiempo que las facultades de Humanidades se habían mudado al Campus nuevo de Guajara pero las distinguidas distancias entre ellas continuaban, en particular Psicología siempre miraba por encima del hombro a sus pobres hermanas de Campus porque era con diferencia la que más alumnos aportaba y tal vez por ser la más "científica" de todas y obtener más fondos para investigaciones, por eso tal vez fui el único de esa facultad que participó aquel año en el grupo que siempre ha estado abierto a otras facultades pero el fenómeno de estanqueidad entre las facultades al menos en aquella época era muy marcado.
Lamentablemente no mantengo contacto con ninguno de los miembros de aquel grupo pero recuerdo que habían muchos procedentes de La Palma. Después de las islas capitalinas, La Palma siempre ha mantenido una gran tradición teatral... pero no había tiempo para presentaciones; Pepe nos reunió y nos propuso cúal era la obra de teatro y nos asignó papeles, a mí me tocó el de Sir Andrew Aguecheek, vamos, uno de los papeles cómicos en que hacía de un caballero de pueblo, tonto y bastante inmaduro.
A lo largo de los ensayos fuimos aprendiendo técnicas teatrales, dicción... y toda esa interacción necesaria en los grupos de teatro para montar una obra. Los ensayos eran agotadores para mí; todo me costaba porque todo era nuevo y exigente, yo no estaba acostumbrado a tanta actividad... alguna vez me llegué a quedar dormido entre ensayo y ensayo. Es complejo dirigir a un grupo de gente siempre, pero en teatro es especialmente manifiesto. Durante ese periodo de tiempo fue cuando a más gente y formas de ser conocí. Para mí era una experiencia de aprendizaje fascinante.

Aquella obra la pre estrenamos en dos sitios antes del Paraninfo; en un instituto de La Victoria de Acentejo y en el Centro Penitenciario Tenerife II. La idea era por un lado enfrentarse a públicos distintos y calibrar nuestra propia preparación y si era necesario acortar o cambiar partes de la obra o caracterizar aún más a algún personaje. A los chicos del instituto les gustó bastante la obra, y en la prisión también gustó mucho y para mí fue una experiencia que me impresionó porque tanto muro me oprimía. Por aquel entonces el salón de actos de la prisión era como un anfiteatro y para la obra coincidieron en el mismo recinto presos de ambos géneros con lo que al principio eso fue un cachondeo entre ellos y la verdad que me impresionó lo atentas que estaban sobre todo las presas que después estuvieron aportando su visión de críticas al director. Fueron un público muy respetuoso, la única anécdota fue que aquel día coincidía con el peculio y entonces a mitad de la obra un montón de ellos se levantaron corriendo a buscarlo para ir volviendo a sentarse más tarde poco a poco.

Por fin estrenamos en el Paraninfo. Recuerdo que sudaba copiosamente (porque para la obra los personajes cómicos nos teníamos que embadurnar con maquillaje blanco el rostro) y que mi entrada en el escenario era silbando distraído hasta encontrarme con Sir Toby Belch... fue un momento de terror escénico brutal. Creí que me desmayaría pero no, en cuanto empecé a hablar me olvidé por completo de dónde estaba y disfruté en la obra como si fuera un juego. En la foto creo ser el cuarto por la derecha, o bien el segundo por la izquierda porque sí sé seguro que Sir Toby Belch era el chico en el extremo izquierdo, el más corpulento de todos nosotros y yo hacía de contrapunto.
La obra se representó tres veces y al año siguiente tuvo lugar la última obra representada, que ha vuelto a ser la primera tras diez años de pausa por las obras del Paraninfo. En fin, que me ha alegrado mucho saber que esa parte de mí en la universidad ha seguido viva todo este tiempo y desearle mucha mierda y nada de amarillo al Grupo de Teatro de Filología ULL.
Para los interesados indexo este vínculo a una película en español sobre la obra, o bien esta representación de 1969 en inglés también de la misma obra:

Tuesday, November 24, 2009

Akera Silbo


Foto tomada de Medslugs de la especie Akera bullata

Recientemente un equipo de biólogos españoles y cubanos han descubierto nuevas especies de opistobranquios (babosas marinas) en aguas canarias y cubanas con características singulares; por un lado una de las especies descubierta en Cuba emite luz si es molestada y por el otro lado, en Gomera han encontrado un "fosil viviente" al que han bautizado como Akera silbo. El género Akera es el más primitivo entre estos animales y sólo se conocían unas pocas especies, la más popular la A. bullata o "liebre de mar".
Siempre sorprende que estos animales hayan pasado desapercibidos pero por un lado su tamaño, apenas unos centímetros,  y por otro su gran parecido con otras especies los hacen casi irreconocibles a menos que se sea muy experto.
De hecho las inmersiones de buceo muchas veces son buscar con ojos muy curiosos y atentos a las pequeñas criaturas que deambulan por el fondo y se esconden en él.
Hace unos años una pareja de botánicos encontraron dos nuevas especies de hierba en Gomera que salvo para expertos son completamente indistinguibles del resto de malas hierbas. Son tan discretas que esa precisamente es su mejor protección.
Recuerdo mi primer contacto con estas babosas marinas en Valle Gran Rey cuando era niño en uno de esos charcos de marea que se forman en La Playa, frente a la Baja del Secreto. Hoy no se encontraría gran cosa probablemente pero en aquel tiempo para un niño era fascinante la cantidad de anémonas, erizos de mar, burgados, restos de conchas... y arrastrándose por el fondo una especie de babosa enorme. La cogí y expelió un líquido violeta pegajoso intentando soltarse.
Años después en 2007 en la isla Vancouver tuve oportunidad de fotografiar las babosas terrestres más grandes que he visto.

Tras la ventana

Sigo a lo mío, o sea, practicar el pastel. En este caso ha sido la primera vez que lo intenté sobre un papel grande y no sobre hojas como hasta ahora de forma que he tenido muchas dificultades para hacer el boceto pues no conseguía las proporciones correctas, sobre todo en el rostro. En el cuadro parece un gesto altivo pero en realidad en el modelo era un gesto pensativo.
De la textura de la tela y las arrugas del picardías sí me siento satisfecho pero se me olvidó perfilar mejor los brazos.
Para algo muy útil me ha servido el trabajar los pasteles; hasta ahora no comprendía el concepto de Multicapa en el Photoshop ... para mí era algo superfluo en el sentido que con deshacer acciones bastaba pero como en esta técnica borrar es difícil y sí en cambio se pueden superponer colores sobre las pifias a fuerza de fallos me ha entrado esa forma nueva de trabajar.
Todavía el tema de poner brillos a las figuras en el pastel me cuesta, bastante he conseguido con darle volumen, por eso tal vez el rostro parezca como si la tipa se hubiera "encalado" con maquillaje... pero bueno, yo en mi propio autorretrato también salí bastante mal parado. De todas formas todavía debo conseguir más gracilidad en el rostro y que dé una impresión menos acartonada.
Lo que para mí sí es muy positivo es el hecho de que me guste... temía que sólo fuese un capricho de infancia que intenta cumplir el adulto pero no, parece ser que lo necesitaba. Todavía la pintura no me permite expresarme con la intensidad que me gustaría pero al menos estoy ahí y eso es lo importante.

Sunday, November 15, 2009

Érase una vez

1

Jesus - 15-11-2009 - 08:49:43h
Vivi en Canarias de octubre de 2000 a junio de 2002 despues de haberme ido de Venezuela, tierra a la que emigraron mis padres en 1964. Muchas fueron las cosas que me sorprendieron de mi paso por Tenerife: A) la precariedad laboral, jamas en mi vida habia oido de contratros laborales de fin de semana o de 10 dias, B) el coste de la vida y los bajos sueldos, C) la obsesion de los tinerfenos con el tema del curro, solo hablaban de eso, y D) el desprecio total hacia un trabajador por parte del patron (mis dos peores jefes los tuve alli). Sali asustado de Tenerife a la Peninsula esperando encontrar un trabajo estable, digno, bien pagado y acorde con el coste de la vida. Y lo encontre!!!! vivo desde 2005 en Dallas, Texas!!!!!! Moraleja: EN ESPANA SOLO HAY EMPLEO BASURA CON SUELDOS DE MISERIA. HA SIDO ASI ANTES Y DESPUES DE LA CRISIS.

21

José Padrón - 15-11-2009 - 10:29:33h
En el caso de Canarias cabría preguntarse qué ha pasado con la RIC, porque la sensación común es que se ha perdido una oportunidad histórica que nos han brindado Europa y el resto del Estado español para pasar página a la dependencia del archipiélago del exterior y del "monocultivo" del turismo y la construcción. El binomio políticos-constructores, dedicado a la búsqueda de beneficios rápidos, ha dedicado este capital DE TODOS LOS CANARIOS a más cemento y ladrillos, lapidando las posibilidades de crear un tejido económico de futuro, con perspectivas a largo plazo. En lugar de esto, los pelotazos urbanísticos han sido la tónica general (CANARIAS ES LA COMUNIDAD CON MAYOR NÚMERO DE POLÍTICOS IMPUTADOS POR CORRUPCIÓN). Esta lacra ha sido una constante a lo largo de estos años de bonanza, que ahora estamos pagando todos los canarios en forma de paro.

39

lala - 15-11-2009 - 11:27:45h
Parece que lo de canarias es el fin del mundo. En Andalucía yo creo que el paro jamás ha bajado del 12% en toda la democracia (ahora debe andar por el 28%), y los que trabajan malviven de cuatro días de trabajo en el campo y el paro agrícola. En mi pueblo, Fuente Palmera (Córdoba) los pisos llegaron a costar 25 millones de pesetas, cuando antes era impensable pagar 10 millones e impensable irse a un piso en lugar de a una casa de planta baja ¿Por qué pasó eso? Pues porque la gente lo pagaba. Si no te querías hipotecar eras el tonto del pueblo porque después iba a ser peor. "Los pisos nunca bajan" decían. Ahora hay manzanas enteras que va a costar años vender porque nadie tiene ni un euro. Quien tiene un trabajo y cobra 900 euros al mes, tiene un tesoro., y en los restaurantes ya no se pide solomillo, si no media ración de calamares. Y es que nadie se acordaba del refrán que decía "SÓLO EL NECIO CONFUNDE VALOR Y PRECIO"

163

Un profesor - 15-11-2009 - 17:54:24h
Hace 4 años mis alumnos abandonaban la ESO para irse a la "constru" y ganar 3000 e al mes. Se jactaban de ello y se reían hasta de sus compañeros, unos "pringados" que se quedaban en clase estudiando para al menos tener unos estudios mínimos. Hoy, todos estos coleguillas que se habían dedicado a comprarse el BMW tuneado, a comprarse joyas y cadenas, a regalarle "rollos guapos" a la "piba", y a vacilar en la "plasita" por las tardes a escuchar reggaetón mientras vivían con papá y mamá están todos en el paro. Con 21 años y sin ningún tipo de estudios ni de alternativas laborales a la de cargar bloques o tirar de una carretilla. Eso es lo que hemos vendido en Canarias a nuestros jóvenes, ese perfil es el que hemos potenciado, esos son los que enarbolan la bandera del "tete" y se van al estadio con la bufanda a gritar al árbitro, esos son los que votan a Coalición porque "son gente de aquí y tar, ¿a quién les vamos a votar? ¿A los godos...?" Y eso es lo que tenemos y ya podemos diversificar la economía o lo que queramos pero esto no nos va a llevar ni un año ni dos ni tres. A los políticos locales el analfabetismo le ha venido de maravilla décadas. Ellos se visten con el traje de mago, comen papas arrugadas con mojo en las romerías, regalan televisores a los salones de las comunidades de vecinos, llevan a los jubilados al monte a comer carne... Con eso en esta tierra se ganan unas elecciones. Así estamos en mi tierra.

                                                                           ***

Hoy me hiceron el post... de vez en cuando surgen artículos periodísticos que crean una ola de opinión. Hoy el diario El País publica un artículo firmado por Claudí Pérez (perdóneme la autora o autor, el nombre es epíceno   y encuentro dificultad en establecer el género, de todas formas escribe en la sección de economía del periódico y parece ser que al menos en la blogosfera sus artículos tienen gancho por lo controvertido de los temas) sobre Canarias, titulado "Tenerife, capital de la deflación".
A la hora de escribir este post tiene en su edición digital 238 comentarios, por encima de cualquiera otra noticia de la portada. Básicamente narra el hecho de que a un mes de las navidades los comercios tienen puestos carteles de rebajas, y que los datos apuntan a que los precios han bajado a niveles históricos que no se conocían desde finales del siglo XIX.
Y ha estallado todo. Los comentarios han ido derivando del tema inicial a plantearse cuestiones sobre si la Universidad de La Laguna sirve o no sirve ( sirve, pero sus licenciados no están igualmente valorados, claro que la dificultad es demostrar ese sesgo y de todas formas no estamos en EEUU, aquí no se puede demandar a nadie por no preferirte), comentarios xenófobos y nacionalistas que se dan la mano en sus planteamientos (odio y, lo peor, rencor, a mansalva), experiencias vitales de gente a uno y otro lado del espejo... pero ha sido una bofetada.
Una bofetada que se le da al histérico o al atontado, tando da el estado de ánimo de unos u otros, pero que refleja la tensión social que se vive y al tiempo la culpa y la angustia de saber que hemos sido los causantes con lo que por un lado no podemos cargar contra un chivo expiatorio ni encontramos valor para afrontar la miseria de la verdad. Todos llevamos nuestras miserias al hombro pero sólo cada uno es consciente de la vergüenza que nos producen.
Ya por último, y apañando para casa, uno de los comentarios aporta un dato curioso; si Santa Cruz de Tenerife es la capital española con mayor deflación, en la misma provincia la Gomera es la isla más inflacionista de todas con la cesta de la compra más cara de toda Canarias y que supera a casi el resto del territorio excepción hecha de algunas regiones vascas y Navarra. Menos mal que a Claudí no le pusieron sobre la pista de eso ya que Madrid sigue quedando más cerca de Tenerife que la Gomera porque sino el título del artículo podría haber sido "La Gomera, capital de la inflación".

Tuesday, November 10, 2009

Qat



¿Quién lo iba a decir, que volvería mis pasos sobre Somalia ?, aunque me entristece que haya sido por una triste y angustiosa causa.

Hace unos pocos días viendo este vídeo en el que Iñaki Gabilondo entrevistaba al patrón del atunero Alakrana, me llamó la atención la respuesta a las pregunta de si los secuestradores consumían drogas, a lo que le respondió el patrón que tomaban lo que parecían "hojas de laurel que llaman Qat (Khat)".
Originario su consumo de Yemen, el Qat es una planta, Catha Edulis, a la que definen como un tipo de anfetamina natural. Lo cierto es que su consumo provoca una excitación nerviosa momentanea y tiene efecto anorexígeno, es decir, inhibe la sensación de hambre. El alcaloide más activo de la planta es la catinona que se agrupa dentro de las derivadas de la  fenetilamina.
La catinona tiene una actividad similar a la D-anfetamina. Además de anorexígeno es también hipertermizante (sube la temperatura del cuerpo), estimulante de la respiración y midriático (incrementa la sudoración).
 Los efectos sobre el sistema nervioso central dependen parcialmente del ambiente que rodea al sujeto, es decir sus efectos son contextuales  viniendo dados por una sensación de euforia, aumento de energía, bienestar, confianza en sí mismo, agudeza intelectual y creatividad de ideas... luego aparecen efectos indeseables: insomnio, nerviosismo y pesadillas (muy vivas y no meros "malos sueños" con imágenes terribles).
Como cualquier anfetamina en personas predispuestas puede provocar la aparición de sintomatología psicótica y no crea dependencia física sino psíquica.
Las hojas de las extremidades de las ramas se recolectan por la mañana y se embalan bien para evitar el desecado y que se marchiten, de hecho se ponen en bolsitas plásticas para evitar que se evapore el principio activo y es en muchas poblaciones de la zona un espectáculo el ver cientos de bolsitas desperdigadas por las calles que los consumidores botan. Tradicionalmente las hojas se mastican una a una (50-200 g), se conservan un rato en la boca haciendo una bola que se chupa, de sabor característicamente amargo, y luego se escupe.
Su consumo es tradicional en toda el área del Golfo de Adén, además del interior de Etiopía y se puede encontrar hasta en Madagascar. Es legal en Reino Unido y a menudo salen grandes cargamentos de Qat desde Kenia para abastecer el mercado. El cultivo en Qat en latitudes más altas es relativamente difícil al ser un arbusto que necesita altas temperaturas y también su gran porte dificulta su cultivo aunque se pueden encontrar especímenes que han sido platando con motivos ornamentales.
Un detalle curioso es que esta planta rivaliza en consumo con el café en esa zona, de hecho ambas plantas son de esa zona y están íntimamente ligadas a la cultura del lugar. Resultan un espectáculo impresionante en Yemen por ejemplo las plantaciones de Qat en cultivos dispuestos en terrazas con un parecido en lo escarpado y en la técnica para hacer los bancales a los de la Gomera u otras islas atlánticas escarpadas.
Actualmente en Canadá por ejemplo hay un encendido debate promovido por los colectivos emigrantes de la zona en pro de la legalización del consumo de esta planta amparándose en la tradición, mismo argumento que sirvió para su legalización en Reino Unido y que ha encendido otra mecha en el debate al límite del multiculturalismo.


Friday, November 06, 2009

Experimento Extremófilo


Será la aventura de exploración más grande de la historia cuando llegue a suceder; la llegada a Marte.
Un año entero de viaje; seis de ida, otros seis de vuelta, y meses o semanas en Marte. Lo que se debe hacer sobre el planeta está más o menos claro pero ¿cómo matar el tiempo dentro de una lata durante el viaje?. Hablamos de más o menos 520 días en total.
De momento lo que hacemos es el método del ensayo y error tal como cuenta Pillownaut en su blog quien se apuntó, pero no fue elegida, al experimento Mars 500 que tuvo lugar en Rusia con colaboración europea a través de la ESA.
Sobre estos experimentos de aislamiento poco más que lo ya comentado y debatido se puede aportar pero personalmente lo que más me atrae de ellos es la cantidad de conocimiento que sobre nuestra propia naturaleza estamos obteniendo. El viaje a Marte supone la frontera de la clave del éxito de nuestra especie; la socialización. Son muy conocidos ya los efectos perniciosos del aislamiento social en nuestra especie y, de hecho, es una de las mayores preocupaciones a la hora de componer la tripulación de la nave.
Junto con la controvertida hibernación inducida se proponen otros métodos para evitar el aburrimiento y la inactividad durante el viaje; la realidad aumentada y la realidad virtual... pero nada podrá nunca compararse con la soledad de un viaje así.
Y creo que esa, la soledad, será la gran enemiga del viaje; la pérdida de referentes. Es un conocido fenómeno la identificación con el grupo de referencia; la tripulación de la nave puede llegar a crear su propia cultura en tan corto espacio de tiempo. A una escala mucho menor ocurre por ejemplo en programas de telerrealidad como Gran Hermano en que el público asiste atónito a la percepción que de sí mismos y de lo que pueda pensar el público fuera tienen los consursantes o de como la gente hace cosas que fuera jamás haría ( por ejemplo relaciones sexuales con un/a concursante aún a sabiendas de ser observados o de tener compromisos fuera). Ocurre también cuando pertenecemos a un equipo deportivo o a un entorno laboral determinado; disculpamos todos los fallos de nuestro equipo y no nos resulta extraño hablar en plural como si nosotros también entrenáramos con ellos, o tendemos a valorar nuestro trabajo en un sitio como necesario y bueno cuando nos sorprende la poca consideración hacia el mismo de otros equipos de fuera.
Va a ser un gran viaje, sí, hacia el interior de nosotros mismos.

Wednesday, November 04, 2009

Estanflación

"Yo no soy un nuevo rico, soy un viejo pobre."
Michel Gérard Joseph Colucci, alias Coluche. Humorista francés.

Una nueva asignatura debiera impartirse; cultura financiera.
Recuerdo una anécdota cuando viajé a Austria a ver a un amigo; una de las mañanas al despertar e ir a desayunar lo vi frente a su entonces flamante portátil manejando una de esas para mí también entonces ignotas aplicaciones ofimáticas, una hoja de cálculo de Excel, en la que llevaba la contabilidad familiar; facturas, nóminas, ingresos, gastos... incluso hacía un seguimiento de unos productos financieros que había comprado.
Hacía hasta predicciones de gasto de cara a las próximas navidades. A mí eso me fascinaba pero para su familia era lo normal. Ahora pienso en estos tiempos de recesión lo bien que tener cultura financiera nos hubiera venido a más de uno. Tener la capacidad de saber manejar nuestras finanzas, y no sólo nuestro gasto, es una enseñanza siempre necesaria.
No gana más quien ahorra más, sino quien invierte mejor. Ver el potencial de las inversiones es siempre una ventaja; un pequeño gasto en un poco de material puede producir ganancias en cuanto a, por ejemplo, tiempo u oportunidades de carrera. Esto es el caso de la formación; incómoda porque impone gastos de tiempo y esfuerzo pero rentable a la larga, eso sí, si además tiene objeto.
Observo con preocupación la situación actual de España, y me estremezco de pensar en la estanflación como escenario para los próximos dos años. La estanflación no nos es algo desconocido; se trata de " la vida de antes". En Gomera por un efecto de la composición por edades en la población predominan los nacidos a mediados del siglo pasado. Cuando el abuelo se refiere a los tiempos de antes en realidad no está haciendo referencia sino a un periodo que no va más atrás de la década de los cuarenta.
Hubo un estancamiento generalizado propio de los periodos de posguerra alimentado además por el autarquismo geográfico y político. Era una situación en la que la economía simplemente crecía a muy bajo ritmo pero lo hacía en negativo, es decir, de forma lenta el empobrecimiento era cada vez mayor y lo que se hacía para atajar el lento crecimiento repercutía en las exiguas economías familiares, y a su vez ayudar a las familias no servía de nada pues el panorama en que vivían no cambiaba.
El círculo vicioso ya sabemos cómo se rompió... a la vez que muchas cosas en las islas y en otras regiones españolas lo hicieron también. Sin embargo no aprendimos y por eso siempre hemos sido enclenques en la base y prepotentes en la cima.

Sunday, November 01, 2009

Caja de Guerra

Hoy día no son frecuentes de ver estos grandes coleópteros, de los mayores de las islas. Aquí en Gomera los llaman "Cajas de Guerra" porque cuando llegan al estado adulto salen volando en un corto vuelo en busca de pareja haciendo un sonido similar a una carraca.
Pasan la mayor parte de su vida en estado larvario dentro de troncos de palmeras, por eso también se les conoce como "bichos de palma" dado que en ese estado tienen el aspecto de un gusano gigante de color crema y cabeza oscura de apariencia, ciertamente, repugnante.
Tienen un dimorfismo sexual acentuado; las hembras son más pequeñas y rechonchas mientras los machos tienen el cuerno de la cabeza más grande y son un poco más alargados.
Los ratones sobre todo son sus grandes enemigos ya que se los comen con fruición si tienen la mala suerte de aterrizar cerca de alguno de ellos.
Es frecuente que salgan en los meses cálidos al atardecer sobre todo dados sus hábitos nocturnos en estado adulto. Hoy día, empero, están desapareciendo dado que su hábitat, troncos podridos de palmas, cada vez es más escaso y deben competir además con otras especies de coleópteros invasoras y de mayor ritmo de reproducción.
Me recuerdan la infancia y los atardeceres de verano enq eu me entretenía viéndolos caminar sobre mis manos. Me fascinaban lo grandes que me resultaban y me hacían pensar cuando los encontraba muertos en la fragilidad de la vida; incluso tan grandes no estaban exentos de morir.