Sunday, November 01, 2009

Caja de Guerra

Hoy día no son frecuentes de ver estos grandes coleópteros, de los mayores de las islas. Aquí en Gomera los llaman "Cajas de Guerra" porque cuando llegan al estado adulto salen volando en un corto vuelo en busca de pareja haciendo un sonido similar a una carraca.
Pasan la mayor parte de su vida en estado larvario dentro de troncos de palmeras, por eso también se les conoce como "bichos de palma" dado que en ese estado tienen el aspecto de un gusano gigante de color crema y cabeza oscura de apariencia, ciertamente, repugnante.
Tienen un dimorfismo sexual acentuado; las hembras son más pequeñas y rechonchas mientras los machos tienen el cuerno de la cabeza más grande y son un poco más alargados.
Los ratones sobre todo son sus grandes enemigos ya que se los comen con fruición si tienen la mala suerte de aterrizar cerca de alguno de ellos.
Es frecuente que salgan en los meses cálidos al atardecer sobre todo dados sus hábitos nocturnos en estado adulto. Hoy día, empero, están desapareciendo dado que su hábitat, troncos podridos de palmas, cada vez es más escaso y deben competir además con otras especies de coleópteros invasoras y de mayor ritmo de reproducción.
Me recuerdan la infancia y los atardeceres de verano enq eu me entretenía viéndolos caminar sobre mis manos. Me fascinaban lo grandes que me resultaban y me hacían pensar cuando los encontraba muertos en la fragilidad de la vida; incluso tan grandes no estaban exentos de morir.