Sunday, January 28, 2007

Ayahuasca

Qué alegría más grande sentí cuando mi amigo Frank me escribió para decirme que había terminado sus estudios de Psicología... invirtió más tiempo que yo que ya es decir. En mi caso es que era un zoquete pero en el suyo era porque buscaba un sentido a las cosas y las disfrutaba. Una lección que tardé en aprender.
Hace tres años me sorprendió con un correo desde Perú a donde había ido a una de las provincias amazónicas a estudiar el uso chamánico de la ayahuasca y su posible aplicación en la cura de las toxicomanías.
Personalmente, un sempiterno envidioso de los participantes en la Ruta Quetzal, sanamente eso sí, pues me alegré mucho por su valor de ir hasta esos andurriales.
Veo que la burundanga, escopolamina mezclada y obtenida con procedimientos y sustancias diversas, atrae poderosamente la atención en Venezuela... la ayahuasca es lo propio en Perú.
La ayahuasca es una droga curiosa; necesita de dos plantas para tener efecto psicotrópico, caso contrario es un eficaz purgante. Una publicidad para esta droga podría ser algo así:
"¿Quiere Ud volar?, volar sin alas, llegar a lo más alto de su mente. ¿Llegar a ser lo que soñó?. Beba Ayahuasca."
El efecto del brebaje, similar a un estado de trance, aparece reflejado en numerosas películas; que si uno se ve volando sobre la selva, que si es como si uno viera a través de los ojos de un jaguar... suelen ser experiencias sumamente placenteras. En Perú uno puede, si quiere y paga supongo, probar la experiencia.
Sin embargo la planta y este compuesto no eran usados para el placer por los chamanes amazónicos sino para curar numerosas dolencias mediante la introspección que hacían los consumidores durante su "viaje". Hoy día existen numerosas publicaciones que la proponen como tratamiento paliativo a la toxicomanía por opiáceos al tener un efecto paradójico en la habituación; la ayahuasca interfiere en la aparición del síndrome de abstinencia y además en la alteración de conciencia que produce parece ser que la persona pues se lo piensa mejor en eso de seguir consumiendo si hay alguien que le asesore.
También está un componente cultural asociado a la ayahuasca. Se considera como patrimonio cultural de los pueblos indígenas que la usaban y se da la circunstancia de que las dos plantas, la ayahuasca (foto) y la chacruna, están tan domesticadas que no se encuentran en estado silvestre.
Finalmente no sé si Frank habría o no "volado" con la ayahuasca pero sí debió haber sido uan experiencia inolvidable para los niños que lo conocieron durante su viaje pues los veo felices al lado del extranjero... en fin, uno no sabe nunca dónde va a redimir su espíritu.
Un saludo Frank y felicidades por tu exitosa graduación.

Friday, January 26, 2007

Curioso cateto





El otro día pensé, quiero decir más de lo habitual, sobre una publicidad que captó mi atención.

Como un fogonazo una frase que leí en el Intercambiador de guaguas de Santa Cruz de Tenerife me hizo regresar a las luminosas y calurosas aulas de mi antigua guardería, perdón, antiguo instituto... y recordé nada menos que aquellas lecciones de Trigonometría que tanto odiamos de adolescentes y recordamos con nostalgia ante la complicada triangulación de la vida adulta.

En el texto publicitario aparece como primera afirmación: "EL ORDEN DE LOS CATETOS NO ALTERA EL PRODUCTO"... lo demás es un engarce de planteamientos que salvo interés publicitario no les veo demasiada conexión.

Sí recordaba como dogma matemático eso de que el "orden de los factores no altera el producto" en la propiedad conmutativa de los números supuestos estos reales pero en las razones trigonométricas me quedé con la boca abierta. El cartel tiene de bueno para mí que espoleó mi curiosidad y mi necesidad de refresco.

La frase es cierta sólo cuando de catetos conocidos deseamos hallar la hipotenusa de un triángulo equilátero. Para despejar otras incógnitas u otros planteamientos el orden de los mismos sí determina un resultado y otro.

Con respecto a los catetos también recordé un poco de historia, aprovechando precisamente que venía de viaje, concretamente la posguerra española y la emigración interior de aquellos años; los catetos de pueblo.

Las capitales españolas, singularmente Madrid, en aquella época eran la oportunidad para gentes empobrecidas del campo que no se animaban, o no conocían, los duros destinos que otros compatriotas intentaron en Europa, principalmente Francia, Holanda, Reino Unido y Alemania o en ultramar, principalmente Argentina, Venezuela y México.

Dentro de España la oportunidad estaba, casi igual que hoy, en lo que que yo llamo "el Triángulo Mágico"; Madrid, Barcelona y Bilbao... sólo los vértices, lo que queda en medio es sólo para recorrerlo vía aérea o en tren de alta velocidad, o para recordar que "Teruel existe". No es que yo lo crea, posibles lectores, es que hoy por hoy "parece" así.

Así pues llegaban aquellas pobres gentes del pueblo o del campo, y los recibía una despiadada ciudad repleta de ciudadanos dispuestos a reírse del nuevo, o a timarlo. Aquellos "ciudadanos de pro" les tenían un mote incluso; los catetos, inmortalizados en la interpretación de Paco Martínez Soria en La ciudad no es para mí. Unos personajes con pantalón de pana, camisa de mezclilla, chaleco y una boina calada hasta las cejas, cargados de pollos capones para, ciertamente, capear las primeras hambres en la ciudad... y listos ellos para ser, empero, "desplumados" por los pícaros ciudadanos.

Las tornas, como siempre, cambian y hoy día algunos de esos descendientes de catetos lejos de proyectarse en hipotenusas de comprensión son incluso más crueles con la siguiente generación de catetos o siguen creyendo que más allá de Villalba o al otro lado del Ter es ya necesario presentar pasaporte. Y algunos catetos, pocos, se hicieron ciudadanos de pro pues ya se sabe que para emigrar no sólo hace falta necesidad sino también tener la testa bien amueblada.

Ciertamente España a veces es una complicada triangulación ajena a leyes trigonométricas.

Monday, January 22, 2007

Efeméride; mi aniversario


Aquí estoy de nuevo, la tercera entrada en el blog con el mismo propósito; dar cuenta de la efeméride de mi nacimiento.
Confieso que no me gusta celebrarlo y que el reloj lo dejé parado en un momento inconcreto después de la pubertad, y la adolescencia por supuesto. Ni aunque me pagaran volvería a pasar por esa revolución hormonal.
Hice realidad gran parte de los proyectos que dejé escritos hace un año; un coche que ya tengo redondo a base de golpes al aparcarlo, hice aquel viaje soñado en el instituto a Egipto, plantado un árbol en la juventud temprana en este año ayudé a hacer un libro, tengo la inmensa suerte de trabajar con unos muchachos discapacitados psíquicos que me han enseñado más que muchos catedráticos de mi antigua universidad a la que ya no miro con recelo sino con comprensión... constantemente les digo que ni peleen ni porfíen por las cosas pues lo más importante son las personas. Y ellos lo son, al menos para mí.
Quedan pendientes muchos deseos e ilusiones, como debe ser si queremos tener impulso para hacer algo por y para nosotros mismos. Llegará el momento en que habré cumplido el propósito de mi regreso y saldré de mi útero protector, la isla, ya sin miedo, con dignidad, tranquilidad y listo para el viaje que me espera.
Brindo por un año cargado de vida.

Sunday, January 21, 2007

Dennys Finch-Hatton

El obelisco a los pies de las Colinas de Ngoro donde se estrelló el avión de Dennys. Cuenta la leyenda que un león rondó el monolito varios años.



"I had a farm in Africa, near Ngoro Hills"... así empieza Out of Africa, el libro escrito por Karen (Isaac Dinesen) en el que se basa la película homónima Memorias de África .
De todas las escenas de la película hay una que siempre recuerdo con especial emotividad, bueno, dos pero no voy contar en un sitio tan pulcro como éste la reacción fisiológica que se acompaña a la escena del lavado de pelo, para mí muy erótica, sino aquella otra frente a una copa de vino cuando ella le dice a él, Dennys:
"- Cuéntame una historia."


Es tal vez uno de los gritos más clamorosos contra la soledad, el mal de nuestro tiempo.
El otro día hablé con un amigo que trabaja para el INE y me contaba de gente mayor viviendo sola y que sólo existen fiscalmente porque pagan el agua, la luz... y el seguro de muerte.
Por eso siempre es bueno escuchar a los otros, sus historias, sus vivencias, no sólo porque al escucharlas ahorras esfuerzos de aprendizaje en carne propia sino también porque como persona te dan una dimensión nueva a tu mundo.
Corres el riesgo cierto de volverte cínico o nihilista muchas veces mas merece la pena.


Pero volviendo mi pensamiento hacia el tema de hoy, Dennys Finch-Hatton, estuve buscando en internet una antigua página sobre este personaje que ya desapareció, o quedó enterrada bajo el inexorable paso del tiempo en el ciberespacio.
En el tiempo también quedó Dennys. En el limbo de una masculinidad hoy desaparecida; en la película un amante que amaba sobre todo su libertad y dejó marchar a Karen no sin antes haberle dado a ella el precioso regalo de hacerla libre. En la vida real un amigo de Karen, buscavidas y desapegado que sin embargo ayudó a una Karen enferma de sífilis, contagiada por un marido putañero y esteril a consecuencia de la misma, y arruinada por un incendio en su granja de café de todas maneras condenada al fracaso porque era una altitud excesiva para la planta, a regresar a casa, Dinamarca, con dignidad... o sea, con libertad.
Dennys moriría en un accidente con su avioneta, el mismo día que Karen regresó a Europa para no regresar, en Ngoro ( en lengua masai; nudillos, la forma que sugieren esas colinas).
Entiendo la masculinidad así; desinteresada, abierta, generosa, segura de serlo y, sobre todo, libre.
En la foto, el auténtico Dennys; de pelo castaño. Cuando era un adolescente en Inglaterra y después un cazador profesional. En aquellos tiempos el comercio de marfil y pieles era muy importante y muchas fortunas de hoy se amasaron entonces en ese negocio.

Karen von Blixen a los 42 años de edad, poco antes de volver a Dinamarca y antes de terminar su relación con su marido y su amistad, con derecho a roce o no, no lo sabemos, con Dennys.

Tuesday, January 16, 2007

Energía




Sí hijos míos, hay vida después de Unelco, filial de Endesa en Canarias... lo que no sé es si la habrá después del desgobierno de Canarias.

¿Alguien recuerda que había antes de internet y las telecomunicaciones?, ¿antes de las .com, de las burbujas de internet, de Google, de Youtube... de tener el portátil más in del mercado o el politono más original y hortera ( en una década los recordaremos como los pantalones acampanados de principios del siglo XXI)?

Antes de todo eso fue la energía. Cuando la Bolsa era aburrida y enigmática, un páramo donde sólo cotizaban empresas de energía, banca, comercio, materias primas y poco más.

Sigue siendo un sector estratégico pero se ha vuelto discreto, más poderoso que antes si cabe, donde el "arriba y abajo" sigue siendo ley. Leo en Bajaenergys numerosos artículos sobre la OPA a Endesa... y una completa sarta de críticas fundamentadas a Unelco en numerosos blogs.

Hace poco más de un año nuestro presidente autonómico se lució en el discurso navideño con aquel propósito tan hermosamente memorable: "-... aspiro a la que los canarios sean ciudadanos felices". Y aquel otro aparentemente contundente propósito tras la catástrofe de la tormenta tropical Delta: "-...se debe acabar con el monopolio energético en Canarias". A día de hoy ninguna de las dos cosas ha sido posible conseguir.

Lo de la felicidad reconozco que es complicado, y es que el paraíso es distinto para cada cual, mísmamente que la felicidad. En cuanto a la energía, pues, hay que confesarlo, Canarias como otros "territorios periféricos" son negocios no estratégicos, aunque lo que de aquí se saque se invierta allende los mares en proyectos de dudosa ética y ecología. Canarias aquí yace debajo, al igual que su gobierno, de un gigante... o un pollito, como se dice por aquí a los corpulentos puntales o luchadores de lucha canaria. Un pollito que se va a batir con otro puntal por el derecho de pernada. Canarias mientras espera consciente de que nadie juzga a sus primeros amos hasta que no conoce a los segundos.

Mientras, yo aspiro también pero no a una tajada del negocio del vatio, sino a tener energía de adolescente y levantarme con energía por la mañana a ser feliz o no.

Sunday, January 14, 2007

Los isleños del Mississippi

A raiz del comentario a uno de mis vídeos en Youtube me encontré este documento que hace referencia a los inmigrantes canarios de Lousiana, EEUU. Como ya se narra en la entrada del vídeo constituyen el ejemplo más desconocido de la inmigración de Canarias a América... razón no falta y es que el episodio se produjo hace ya trescientos años.

Conservan muchas tradiciones de aquellos tiempos en las islas y gran parte del modo de hablar, y la lengua en sí, de la época.

Cuando pasó el Huracán Katrina me encontraba en Vancouver y me acordé de ellos. Escribí un post en la versión en inglés de este blog. Explicaba un poco el motivo para que emigrasen allí; el Tributo de Sangre de Carlos II y demás. El Katrina tuvo un efecto devastador en estas pequeñas comunidades y aunque desde las instituciones canarias se ayudó ya se sabe que en estos casos pasada la cobertura mediática todo es olvido.

Un saludo para ellos y otras pequeñas comunidades en San Antonio de Texas, Santo Domingo (República Dominicana), Puerto Rico, Montevideo (Uruguay)... y los que se me olviden que uno tiene sus capacidades limitadas.

Friday, January 12, 2007

Libros de cabecera


Leer es un placer, qué duda cabe, íntimo y sosegado... al leer y uno sonreir por lo bajo es cuando único los demás no piensan que estás desvariando.
Sonríes cuando algo es divertido o cuando experimentas placer descubriendo algo. Eso sólo ocurre cuando lees piezas de buena factura.
En estos días estuve leyendo 1491, un libro de una factura exquisita, rícamente documentado... aunque debo de confesar que me agobiaron las notas del anexo y el capítulo sobre la Cultura de Clovis; los tinglados y disputas entre profesionales de departamentos universitarios nunca me molaron. Eso de "publicar o morir" y "revienta al becario que el jugo sabe"... que va, muy mal rollo. Pero el libro dibuja esa América mítica y soberbia, la que de haber sobrevivido hubiese hecho que este planeta fuera otra cosa, quizás mejor.
Freakonomics, y sus autores, son la demostración palpable de que la Economía racional y cuadriculada ya no se la creen ni en una facultad de Económicas... hoy día en que un ama de casa invierte en futuros, en Bloomberg te hablan de interpretar velas y no se refieren a prácticas esotéricas precisamente, ni siquiera a las velas negras de la bruja Lola... uno descubre que la intuición, el instinto, vuelve a estar de moda. Todo gira en torno al incentivo como motor, productor y producto en la economía. El libro te divierte mientras tu cuadriculado mundo te lo tumba a pedazos...
Así, uno se va a la cama seguro de haber aprendido algo... el problema es que al quedarme frito ya he escachado un par de gafas bajo el peso del cuerpo. Por cierto, dicen que tengo un dormir muy bonito, como el de un bebé.

Tuesday, January 09, 2007

Estudio de casos

El estudio de casos, (no los "Casos de estudio" que son otra cosa), constituyen una poderosa herramienta de aprendizaje en el mundo de los negocios y en otros muchos campos; en cierta forma son la aproximación más elaborada a las complejas situaciones reales que se viven en la gestión de equipos, personas y organizaciones.

Ahora mismo en la Wikipedia no hay una definición en español para el estudio de casos, pero brévemente el método consiste en que se plantea una situación determinada al equipo, generalmente alguna situación conflictiva o difícil que ya antes se abordó en la realidad, y se les pide que aporten posibles soluciones o modos en que abordarían esta situación de cara a conseguir un objetivo determinado.

El estudio de casos engloba el uso de varias técnicas para generar, procesar y retener información pues deben de partir de la información suministrada en el caso... suele ser un tocho de páginas aportando datos, gráficas, etc. y narrando como si fuera una novela la situación... Un secreto, no hay solución, por lo menos única, sí opciones más eficientes que otras pero cuando uno acaba se queda pensando sobre si había algún detalle que se pasó por alto.

Aquí presento un ejemplo, ahora que estoy nostálgico pues me dió por buscar vídeos que incluyeran el nombre de conocidas escuelas de negocios españolas; IESE, ESADE, ICADE, IE, EOI... ya lo sé, parezco un niño recitando las valencias de la tabla periódica de los elementos. Este vídeo me recordó a otra técnica, el role playing; la cosa era simular una entrevista de trabajo y ver cómo dominábamos el inglés en una situación así, el actor que hacía de reclutador pues estaba por la labor de ponernos la zancadilla fijo... pero salí bien parado; sólo mojé la camiseta... me acuerdo que un coreano se echó a llorar, pobrecito. Lo llevamos a un Starbuck para consolarlo y nos reímos muchísimo viéndonos en vídeo al otro día, y aprendimos, no sólo inglés sino un poco de nosotros mismos que nunca viene mal.

Supongo que cuando sea mayor podré ir a alguna de esas escuelas (laboralmente en España tengo apenas 9 meses de vida),mientras tanto me conformo viendo el mundo de los adultos.

Ah, siempre doy por supuesto que todo el mundo sabe... el vídeo está en inglés y lo hacen unos alumnos de IESE. Les felicito porque no es fácil ponerse delante de la cámara, lo del inglés no es pijerío sino que les dan caña para que lo aprendan, esa y otra lengua por lo menos, además todas estas escuelas están focalizadas a entornos internacionales.

El vídeo cuenta que hay unos robos en una librería y que a todos los empleados se les escapan los ladrones. La cosa es que al mes pierden entre todos 2600€ en mercancía y no es muy popular eso de que tengan que pagar lo que pierden (ay señor, que le pregunten a alguna cajera en Canarias)... bueno, entre tumba y endereza todos aportan opinión y concluyen que es un problema no sólo de los empleados sino también de la dirección. Reunen al personal y les hablan clarito. Entonces narran cómo reacciona cada uno; uno es despedido, el otro se recarga de trabajo... y se plantea la pregunta de si el caso se pudo resolver mejor o no.

Un buen puzzle para pasar la semana.

Friday, January 05, 2007

Celebración de la Luz

Permitidme que hoy no escriba, sólo recuerde. Espero con ansia mi regalo de Reyes.

Thursday, January 04, 2007

El gomero de Argentina

En Youtube estoy suscrito a la búsqueda por tags; todos aquellos vídeos que en su descripción, palabras clave o título lleven la palabra "Gomera" aparecen en la lista en cuanto son catalogados.

A veces en esta lista se colaban vídeos argentinos sobre chistes de gomeros... sin embargo al escucharlos no era capaz de ubicar el contexto. Por suerte en estos tiempos que corren de "interculturalidad", aunque sólo sea en el intercambio de fluidos, hete aquí que la pareja de una de mis hermanas me explicó el contexto:
En Argentina llaman gomero al árbol del caucho, y es de caucho con lo que se hacían las ruedas de los coches. Allí aún pervive un antiguo oficio muy específico; el de gomero. El gomero es un mecánico que sólo te cambia las ruedas del coche... por algún motivo este oficio tiene digamos poco prestigo social y el estereotipo los pinta como simples y casi siempre vestidos con un mono sucio de grasa.
Desde luego no aluden al gentilicio de una pequeñita isla que muchos, tanto allá como acá, ni ubican en el mapa.
Esto me hizo recordar aquel estudio de nuestro, siempre vilipendiado pero apelado por todos los santos, CIS sobre el prestigio de las profesiones en España
o este otro . Lo cierto es que es un tema muy interesante, o al menos a mí me lo parece.


En muchas comedias del cine estadounidense el payaso de la comedia a menudo es un vendedor de coches usados; una de las peor reputadas profesiones en EEUU. Son escuerzos de sonrisa y verbo fácil siempre dispuestos a estafarte, legalmente, vendiéndote un trasto requemado como nuevo, dispuestos a darle marcha atrás al cuentakilómetros y repintar el óxido del chasis para engañarte.
Aquí en España pues parece que somos más elaborados, o que el estudio alude a profesiones y no oficios, pero se repite una constante contradicción; valoramos más positivamente aquellas profesiones individuales que las que necesitan de un equipo, sin embargo potenciamos el equipo aún a sabiendas de que surge ese fenómeno tan curioso de la "vagancia social" a menudo.
Mientras pienso en todo eso yo trabajo, entre el placer y el deber, y a ver si hecho para adelante. En estos días de me ha vuelto la sangre al cuerpo y he retomado mis estudios a distancia de RRHH... a veces ni yo mismo me lo creo pero ahí voy.
Debe ser cierto eso de que nos movemos entre el deseo y la verdad... pero el gomero, recauchutado o no, parece ser que sigue siendo el blanco fácil de los chistes a este y al otro lado del Atlántico.

Monday, January 01, 2007

Feliz 2007

Gracias por haber llegado hasta aquí, a veces pienso que casi ha sido un milagro o uno de esos hechos fortuitos matemáticos de escasa probabilidad. Casi como un suspiro ha pasado mi primer año tras el retorno.
Esta mañana amaneció precioso. Eso sí, condenadamente frío; las noches despejadas traen consigo esos contrastes tan marcados de temperaturas... no es desde luego algo agradable, mas cuando llega el sol hasta calorcito siente uno, eso sí, ese engañoso sol de invierno.
Unos van al concierto de Año Nuevo en Viena, otros a ver saltos de esquí, a tirarse al Tíber, a tostarse en las playas de Sydney, a escuchar al eterno Sinatra remasterizado en Nueva York... y yo fui a pedalear un rato a una pista forestal cercana. Iba a ir después a probar una cometa que compré pero lo dejé para otro momento.
En los próximos días viajaré... siendo para mi empresa un "servicio especial" también soy prescindible de forma que la isla no se hundirá porque falte unos días. Si no lo ha hecho hasta ahora no digo yo lo que aguantará todavía. Pero hasta cierto punto me hacía falta desconectar.
Ya puestos en la desconexión no estaría de más broncearme un poquito; no recordaba que hacía ya un año que no iba a la playa... un canarito de pro blanco como la leche... a lo que he llegado.

¿Debería creer en los presagios?, como psicoloco no desde luego, todavía recuerdo a una de mis profesoras diciendo aquello de ; "-...el que se quiera poner una bata y echar cartas como una barajera que no aparezca por aquí". Pero por si me leen adivinos pues se posó una mariposa en mi mochila cuando estaba descansando y al volver a casa frente a mi coche un cernícalo arrastraba una paloma que había cazado, todo en el mismo día, primero de año. No soy supersticioso pero... qué bueno que fuesen buenos presagios porque desde luego falta me hacen.