Sunday, January 28, 2007

Ayahuasca

Qué alegría más grande sentí cuando mi amigo Frank me escribió para decirme que había terminado sus estudios de Psicología... invirtió más tiempo que yo que ya es decir. En mi caso es que era un zoquete pero en el suyo era porque buscaba un sentido a las cosas y las disfrutaba. Una lección que tardé en aprender.
Hace tres años me sorprendió con un correo desde Perú a donde había ido a una de las provincias amazónicas a estudiar el uso chamánico de la ayahuasca y su posible aplicación en la cura de las toxicomanías.
Personalmente, un sempiterno envidioso de los participantes en la Ruta Quetzal, sanamente eso sí, pues me alegré mucho por su valor de ir hasta esos andurriales.
Veo que la burundanga, escopolamina mezclada y obtenida con procedimientos y sustancias diversas, atrae poderosamente la atención en Venezuela... la ayahuasca es lo propio en Perú.
La ayahuasca es una droga curiosa; necesita de dos plantas para tener efecto psicotrópico, caso contrario es un eficaz purgante. Una publicidad para esta droga podría ser algo así:
"¿Quiere Ud volar?, volar sin alas, llegar a lo más alto de su mente. ¿Llegar a ser lo que soñó?. Beba Ayahuasca."
El efecto del brebaje, similar a un estado de trance, aparece reflejado en numerosas películas; que si uno se ve volando sobre la selva, que si es como si uno viera a través de los ojos de un jaguar... suelen ser experiencias sumamente placenteras. En Perú uno puede, si quiere y paga supongo, probar la experiencia.
Sin embargo la planta y este compuesto no eran usados para el placer por los chamanes amazónicos sino para curar numerosas dolencias mediante la introspección que hacían los consumidores durante su "viaje". Hoy día existen numerosas publicaciones que la proponen como tratamiento paliativo a la toxicomanía por opiáceos al tener un efecto paradójico en la habituación; la ayahuasca interfiere en la aparición del síndrome de abstinencia y además en la alteración de conciencia que produce parece ser que la persona pues se lo piensa mejor en eso de seguir consumiendo si hay alguien que le asesore.
También está un componente cultural asociado a la ayahuasca. Se considera como patrimonio cultural de los pueblos indígenas que la usaban y se da la circunstancia de que las dos plantas, la ayahuasca (foto) y la chacruna, están tan domesticadas que no se encuentran en estado silvestre.
Finalmente no sé si Frank habría o no "volado" con la ayahuasca pero sí debió haber sido uan experiencia inolvidable para los niños que lo conocieron durante su viaje pues los veo felices al lado del extranjero... en fin, uno no sabe nunca dónde va a redimir su espíritu.
Un saludo Frank y felicidades por tu exitosa graduación.