Tuesday, November 24, 2009

Tras la ventana

Sigo a lo mío, o sea, practicar el pastel. En este caso ha sido la primera vez que lo intenté sobre un papel grande y no sobre hojas como hasta ahora de forma que he tenido muchas dificultades para hacer el boceto pues no conseguía las proporciones correctas, sobre todo en el rostro. En el cuadro parece un gesto altivo pero en realidad en el modelo era un gesto pensativo.
De la textura de la tela y las arrugas del picardías sí me siento satisfecho pero se me olvidó perfilar mejor los brazos.
Para algo muy útil me ha servido el trabajar los pasteles; hasta ahora no comprendía el concepto de Multicapa en el Photoshop ... para mí era algo superfluo en el sentido que con deshacer acciones bastaba pero como en esta técnica borrar es difícil y sí en cambio se pueden superponer colores sobre las pifias a fuerza de fallos me ha entrado esa forma nueva de trabajar.
Todavía el tema de poner brillos a las figuras en el pastel me cuesta, bastante he conseguido con darle volumen, por eso tal vez el rostro parezca como si la tipa se hubiera "encalado" con maquillaje... pero bueno, yo en mi propio autorretrato también salí bastante mal parado. De todas formas todavía debo conseguir más gracilidad en el rostro y que dé una impresión menos acartonada.
Lo que para mí sí es muy positivo es el hecho de que me guste... temía que sólo fuese un capricho de infancia que intenta cumplir el adulto pero no, parece ser que lo necesitaba. Todavía la pintura no me permite expresarme con la intensidad que me gustaría pero al menos estoy ahí y eso es lo importante.