Sunday, November 15, 2009

Érase una vez

1

Jesus - 15-11-2009 - 08:49:43h
Vivi en Canarias de octubre de 2000 a junio de 2002 despues de haberme ido de Venezuela, tierra a la que emigraron mis padres en 1964. Muchas fueron las cosas que me sorprendieron de mi paso por Tenerife: A) la precariedad laboral, jamas en mi vida habia oido de contratros laborales de fin de semana o de 10 dias, B) el coste de la vida y los bajos sueldos, C) la obsesion de los tinerfenos con el tema del curro, solo hablaban de eso, y D) el desprecio total hacia un trabajador por parte del patron (mis dos peores jefes los tuve alli). Sali asustado de Tenerife a la Peninsula esperando encontrar un trabajo estable, digno, bien pagado y acorde con el coste de la vida. Y lo encontre!!!! vivo desde 2005 en Dallas, Texas!!!!!! Moraleja: EN ESPANA SOLO HAY EMPLEO BASURA CON SUELDOS DE MISERIA. HA SIDO ASI ANTES Y DESPUES DE LA CRISIS.

21

José Padrón - 15-11-2009 - 10:29:33h
En el caso de Canarias cabría preguntarse qué ha pasado con la RIC, porque la sensación común es que se ha perdido una oportunidad histórica que nos han brindado Europa y el resto del Estado español para pasar página a la dependencia del archipiélago del exterior y del "monocultivo" del turismo y la construcción. El binomio políticos-constructores, dedicado a la búsqueda de beneficios rápidos, ha dedicado este capital DE TODOS LOS CANARIOS a más cemento y ladrillos, lapidando las posibilidades de crear un tejido económico de futuro, con perspectivas a largo plazo. En lugar de esto, los pelotazos urbanísticos han sido la tónica general (CANARIAS ES LA COMUNIDAD CON MAYOR NÚMERO DE POLÍTICOS IMPUTADOS POR CORRUPCIÓN). Esta lacra ha sido una constante a lo largo de estos años de bonanza, que ahora estamos pagando todos los canarios en forma de paro.

39

lala - 15-11-2009 - 11:27:45h
Parece que lo de canarias es el fin del mundo. En Andalucía yo creo que el paro jamás ha bajado del 12% en toda la democracia (ahora debe andar por el 28%), y los que trabajan malviven de cuatro días de trabajo en el campo y el paro agrícola. En mi pueblo, Fuente Palmera (Córdoba) los pisos llegaron a costar 25 millones de pesetas, cuando antes era impensable pagar 10 millones e impensable irse a un piso en lugar de a una casa de planta baja ¿Por qué pasó eso? Pues porque la gente lo pagaba. Si no te querías hipotecar eras el tonto del pueblo porque después iba a ser peor. "Los pisos nunca bajan" decían. Ahora hay manzanas enteras que va a costar años vender porque nadie tiene ni un euro. Quien tiene un trabajo y cobra 900 euros al mes, tiene un tesoro., y en los restaurantes ya no se pide solomillo, si no media ración de calamares. Y es que nadie se acordaba del refrán que decía "SÓLO EL NECIO CONFUNDE VALOR Y PRECIO"

163

Un profesor - 15-11-2009 - 17:54:24h
Hace 4 años mis alumnos abandonaban la ESO para irse a la "constru" y ganar 3000 e al mes. Se jactaban de ello y se reían hasta de sus compañeros, unos "pringados" que se quedaban en clase estudiando para al menos tener unos estudios mínimos. Hoy, todos estos coleguillas que se habían dedicado a comprarse el BMW tuneado, a comprarse joyas y cadenas, a regalarle "rollos guapos" a la "piba", y a vacilar en la "plasita" por las tardes a escuchar reggaetón mientras vivían con papá y mamá están todos en el paro. Con 21 años y sin ningún tipo de estudios ni de alternativas laborales a la de cargar bloques o tirar de una carretilla. Eso es lo que hemos vendido en Canarias a nuestros jóvenes, ese perfil es el que hemos potenciado, esos son los que enarbolan la bandera del "tete" y se van al estadio con la bufanda a gritar al árbitro, esos son los que votan a Coalición porque "son gente de aquí y tar, ¿a quién les vamos a votar? ¿A los godos...?" Y eso es lo que tenemos y ya podemos diversificar la economía o lo que queramos pero esto no nos va a llevar ni un año ni dos ni tres. A los políticos locales el analfabetismo le ha venido de maravilla décadas. Ellos se visten con el traje de mago, comen papas arrugadas con mojo en las romerías, regalan televisores a los salones de las comunidades de vecinos, llevan a los jubilados al monte a comer carne... Con eso en esta tierra se ganan unas elecciones. Así estamos en mi tierra.

                                                                           ***

Hoy me hiceron el post... de vez en cuando surgen artículos periodísticos que crean una ola de opinión. Hoy el diario El País publica un artículo firmado por Claudí Pérez (perdóneme la autora o autor, el nombre es epíceno   y encuentro dificultad en establecer el género, de todas formas escribe en la sección de economía del periódico y parece ser que al menos en la blogosfera sus artículos tienen gancho por lo controvertido de los temas) sobre Canarias, titulado "Tenerife, capital de la deflación".
A la hora de escribir este post tiene en su edición digital 238 comentarios, por encima de cualquiera otra noticia de la portada. Básicamente narra el hecho de que a un mes de las navidades los comercios tienen puestos carteles de rebajas, y que los datos apuntan a que los precios han bajado a niveles históricos que no se conocían desde finales del siglo XIX.
Y ha estallado todo. Los comentarios han ido derivando del tema inicial a plantearse cuestiones sobre si la Universidad de La Laguna sirve o no sirve ( sirve, pero sus licenciados no están igualmente valorados, claro que la dificultad es demostrar ese sesgo y de todas formas no estamos en EEUU, aquí no se puede demandar a nadie por no preferirte), comentarios xenófobos y nacionalistas que se dan la mano en sus planteamientos (odio y, lo peor, rencor, a mansalva), experiencias vitales de gente a uno y otro lado del espejo... pero ha sido una bofetada.
Una bofetada que se le da al histérico o al atontado, tando da el estado de ánimo de unos u otros, pero que refleja la tensión social que se vive y al tiempo la culpa y la angustia de saber que hemos sido los causantes con lo que por un lado no podemos cargar contra un chivo expiatorio ni encontramos valor para afrontar la miseria de la verdad. Todos llevamos nuestras miserias al hombro pero sólo cada uno es consciente de la vergüenza que nos producen.
Ya por último, y apañando para casa, uno de los comentarios aporta un dato curioso; si Santa Cruz de Tenerife es la capital española con mayor deflación, en la misma provincia la Gomera es la isla más inflacionista de todas con la cesta de la compra más cara de toda Canarias y que supera a casi el resto del territorio excepción hecha de algunas regiones vascas y Navarra. Menos mal que a Claudí no le pusieron sobre la pista de eso ya que Madrid sigue quedando más cerca de Tenerife que la Gomera porque sino el título del artículo podría haber sido "La Gomera, capital de la inflación".