Sunday, July 22, 2007

Doble moral; arriba y abajo

A uno no le queda más remedio que sonreir. Sonreir cuando se ven los dobles raseros, cuando el pasado vuelve con fuerza o cuando demostramos día a día ser impíos con nuestros semajantes que padecen nuestras mismas miserias:
El primer documento es la portada del semanario satírico El Jueves en la que aparecen los Príncipes de Asturias desnudos en la posición del perrito y el segundo es un vídeo sobre un programa de Cuatro, Callejeros, en el que una chica ebria aparece con el pelo manchado de algo que todo el mundo ha convenido sea semen.
El primero es una sátira, una deformación cómica y ficticia de la realidad. A estas alturas hasta el gobierno, temeroso de que se le asocie con posiciones rancias, ha empezado a desmarcarse y ya el número de esta publicación secuestrado, el segundo después de la democracia, el primero fue un diario vinculado a ETA, se cotiza a 2500€ el ejemplar... no haber hecho yo tamaña inversión de futuro a tiempo.
En mi opinión lo que habría molestado de esta viñeta no fue tanto el diálogo como nos han hecho creer como sí la postura: Si en vez de a cuatro patas hubiera sido el misionero, o mejor, ella encima, no se hubiera calentado tanto la cosa. Además, la postura amazonas le vendría genial al diálogo del Príncipe... tal como decimos aquí, "palo echado aguanta mucho".
Ya lo dijeran en Fresa y Chocolate; "-Pero chico, ¡la Revolución no entra por el culo!"
Todas las alarmas se dispararon y lo curioso es que en su día, cuando este semanario cumplió un aniversario, se publicó que la Casa Real tenía reproducciones satíricas de ellos mismos encuadernadas, en especial una en la que aparecían en ropa interior todos sus miembros.
Recuerdo que tampoco el fiscal saltó al trapo cuando en los Guiñoles pusieron a Rául González encapuchado en una iconografía muy característica de ETA a propósito de conflictos en el vestuario... ni el fiscal ni su asesor de imagen si lo tiene.




El vídeo no es una sátira... es una humillación pública. Algo parecido a los sambenitos inquisitoriales. De la chica lo sabemos casi todo tras ser este corte publicado en Youtube; el vídeo fue grabado a las afueras de una discoteca valenciana, ella estudia medicina (incluso han copiado fotos de ella en blogs de sus amistades para hacer fotomontajes con ellas), el culpable de su mancha en el pelo es el pibe de jersey rosa que sí ocultan en el reportaje pese a ser él quien conducía el coche...
Medio millón de visitas, unos 400 comentarios ofensivos, tres o cuatro vídeos de parodia... el fiscal no ha saltado a este trapo tampoco, después de todo todos se disculpan con; "es una del montón" y "se lo merece por puta" tal como apuntan en los comentarios.
Lo curioso es que el reportaje iba de los peligros de conducir ebrio y ya había pagado su culpa apareciendo ebria y montando un numerito para evitar la sanción... que creo es lo habitual en estos casos. La cremosa cuestión vino después... (por cierto, aquí entre nosotros; tremendo tanque el del tipo o será que estoy tan seco que no doy tanto jugo)... y no hubo piedad; nadie recortó ese pedazo de los masters de cámara.
Arriba y abajo. Los de arriba se defienden solos y se defienden. Doble moral. ¿Y si el agraciado con crema vital hubiera sido un tio?