Saturday, March 14, 2009

O Puerto o Granadilla

El pasado viernes 6 de marzo el Sr. Fernando Sabaté Bel, profesor de geografía de la Universidad de La Laguna, dio una charla en el Centro Cultural de Las Galletas en la que, mostrándonos cientos de documentos oficiales, fotografías, informes, estudios y artículos de todos los colores (la conferencia duró tres horas), dejó meridianamente clara la trama del puerto de Granadilla, haciendo que nos hirviera a sangre a aquéllos a quienes, como a mi, la obra nos parecía sospechosa aunque no tuviésemos las ideas claras debido a la intoxicación informativa. El Sr. Sabaté denuncia que la defensa del puerto se ha basado en lo que él llama las cinco mentiras:

1.- EL PUERTO ES NECESARIO PARA LA ECONOMÍA DE LA ISLA PORQUE EL DE SANTA CRUZ ESTÁ A LÍMITE Y ADEMÁS NO ES AMPLIABLE.
Actualmente el puerto de Santa Cruz está funcionando al 50%, han reducido la plantilla a 200 trabajadores y no sólo por la crisis, pues esta situación de “ralentí” operativo es anterior (basta ver en el telediario el conflicto con los estibadores).
En el caso de que fuera necesario en un futuro bastante lejano, el puerto de Santa Cruz ES PERFECTAMENTE AMPLIABLE, ya hay redactados varios proyectos (los vimos) avalados por VARIOS PRESIDENTES anteriores de la autoridad portuaria, con mucho menor impacto y coste económico. Incluyen incluso sin ningún problema la posibilidad de retirar la zona de contenedores de su ubicación actual para recuperar ese terreno para la ciudad (otro mini-argumento que emplean los promotores).


2.- TRAS LA REDUCCIÓN DEL DIQUE INICIAL PROYECTADO, EL IMPACTO AMBIENTAL ES MÍNIMO Y AFECTA SOLO AL 1% DEL SEBADAL PROTEGIDO.

En primer lugar, se ha empleado un método de medición de la superficie de sebadal manifiestamente tendencioso, dividiendo el fondo marino en cuadrículas de 500x500 metros. Con que en una cuadrícula haya UNA SOLA planta, esa cuadrícula ya es positiva y suma 250.000 m2 de sebadal. Con la superficie inmensa (y falsa) que resulta, lo que ocuparía el dique sería, si, un 1%.
De todas formas, lo anterior es insignificante como argumento: la longitud del dique de atraque es irrelevante, pues lo que causa el impacto es el rompeolas perpendicular a la costa, que frenaría la corriente norte-sur. Ésta recoge los sedimentos de los barrancos y otras arenas y los deposita en el sebadal y en las playas del sur, QUE DESAPARECERÍAN POR COMPLETO. ( sin mencionar las fugas de gasóleo, piche, cargas, etc. que cualquier puerto produce). De hecho, los promotores LO SABEN PREFECTAMENTE y por eso el proyecto prevé la aportación de inmensas cantidades de arena artificialmente a dichas playas, para su mantenimiento (¿De dónde la van a sacar?). (curioso, en un proyecto con “mínimo impacto ambiental”). Pero incluso este argumento es innecesario en lo que respecta al sebadal: La simple turbidez que generarían durante años las obras y movimientos de tierra acabaría por completo con el sebadal del sur. Tan claro lo tienen los promotores que el proyecto contempla también el “trasplante” del sebadal (¿No era que solo afectaba al 1%?).
El trasplante de sebadales ya se ha probado en Canarias y otros lugares del mundo y ES, SIMPLEMENTE, INVIABLE. La desaparición del sebadal de Granadilla, EL MÁS IMPORTANTE DE LA ISLA Y UNO DE LOS MAYORES DE CANARIAS, FUNDAMENTAL PARA LA CRÍA DEL PESCADO Y MÁS TRAS LA INVASIÓN DEL ERIZO DIADEMA QUE HA CONVERTIDO LOS ANTIGUOS FONDOS ROCOSOS TAPIZADOS DE ALGAS EN BLANQUEDALES DESÉRTICOS condena la pesca en Tenerife para siempre. Pero tranquilos. Ya nos traerán pescado congelado en avión.
Ah, el proyecto actual es la FASE 1. Existen (Las vimos) hasta 4 FASES DE AMPLIACIÓN. Es curioso que “un pequeño puerto sin impacto ambiental” ya tenga planeadas 4 ampliaciones.

3.- LA UE APOYA EL PROYECTO
La UE no lo apoya: lo tolera, que es distinto. Y lo tolera porque en una isla a la que le llega todo por mar y en la que su puerto principal “está colapsado y no se puede ampliar”, no se puede prohibir la construcción de un puerto nuevo “de impacto ambiental mínimo” porque supondría estrangularlos económicamente. Es decir, ¡el permiso de la UE se basa, justamente, EN LAS DOS MENTIRAS ANTERIORES! Y resulta curioso que a pesar de esos argumentos (que serían infalibles si fueran ciertos), la UE ha sido y es tan reticente a una obra tan costosa y con tanto impacto, que la permite pero no da dinero: ni un euro. El mensaje es: “bueno…pues háganlo…allá ustedes”.
Y por cierto, el coste del puerto (inicial) es de 147 millones de euros, con los que se podrían construir 60 hospitales (como los que NO TENEMOS AÚN en el sur), 300 institutos (COMO LOS QUE FALTAN EN EL SUR teniendo que dar clases en prefabricados), 700 guarderías (COMO LAS QUE FALTAN EN CASI TODA LA ISLA), etc

4.- EL PUERTO VA A GENERAR MUCHOS PUESTOS DE TRABAJO.
Si. Muchísimos. Lo dice el proyecto: exactamente, 45 (¡como máximo!) durante su construcción y 70 en su funcionamiento ideal a pleno rendimiento (que jamás ocurrirá). Un hospital puede generar entre médicos, ATS, enfermeras, administración, limpieza, cocina, mantenimiento, ambulancias, etc. unos 500 puestos. Un sólo instituto mediano, entre 50 y 100…
Podéis acercaros a las obras. Hay un cartel cutre sacado con impresora que dice “NO SE NECESITA PERSONAL”.

5.- EL PUERTO SERVIRÍA PARA DESCARGAR GAS NATURAL Y ASÍ CONTRIBUIR AL PROTOCOLO DE KIOTO.
Da risa. El gas natural está recomendado en “industrias de alta temperatura” (siderurgia) o en “centros urbanos densos con altas necesidades de calefacción”. No es el caso. En cuanto a su uso en la central de Granadilla, produciría menos CO­2 pero más metano, que es también de efecto invernadero, y además no deja de ser otro combustible fósil, con los mismos problemas de escasez y dependencia exterior. Mientras, las energías eólica, geotérmica y especialmente solar, auténtico potencial canario que sí generaría muchos puestos de trabajo, siguen manga por hombro…
Para descargar gas hace falta una PLANTA REGASIFICADORA, lugar muy peligroso que jamás se pone cerca de poblaciones, pues una deflagración equivaldría a varias bombas atómicas. Se ve que la gente que trabaja en el polígono de Granadilla y la que vive en todas las poblaciones cercanas (El Médano, San Isidro, Los Abrigos) no son personas. Y ¿creen que un turista vendría a los Cristianos sabiendo que a 15 kilómetros en línea recta hay una planta regasificadora? No, esa planta jamás se construirá porque entre otras cosas, en estos casos en que no existe una zona despoblada adecuada, las plantas SE INSTALAN EN EL MAR. Endesa ya ha puesto varias por el mundo, son perfectamente viables. Pero claro, en ese caso, ¡NO SE NECESITA NINGÚN PUERTO!

OTRAS MENTIRAS: “LA OPOSICIÓN AL PUERTO ES MINORITARIA: ECOLOGISTAS EN CONTRA DEL PROGRESO Y LOS CUATRO GATOS QUE SIEMPRE SE OPONEN A TODO”.

· El Defensor del Pueblo confiesa que JAMÁS ha recibido tal aluvión de cartas de protesta por un mismo tema.
· Se recogieron 55.000 firmas (varios miles fuera de plazo), para una iniciativa popular que el Parlamento de Canarias SE NEGÓ a debatir. (Además de los sebadales, han descatalogado la democracia).
· Muchas personas de distintos ámbitos y reconocida solvencia, que no pueden dar la cara a causa de su empleo, pasaron “bajo mano” al grupo ecologista BEN MAGEC decenas de documentos pidiéndoles “por favor, publicadlos, esto tiene que saberse”. Por eso pudimos verlos el otro día.
· Encuestas hechas en la calle comprueban que la mayoría de la población, que no está en contra de otras obras lógicas (tranvía, ampliación de la autopista sur, posible tren al sur) sí lo está del puerto porque “no le ven sentido”.

ACONTECIMIENTOS RECIENTES Y SITUACIÓN ACTUAL

La “Comisión Independiente” que mandó constituir la UE para la vigilancia y viabilidad del proyecto (que el gobierno, claro, se encargó de que estuviera formada por gente afín al mismo), encargó un estudio para argumentar la descatalogación de parte del sebadal. Se trata de un LIC (Lugar de Interés Comunitario) protegido por la UE y su descatalogación tiene que estar muy bien justificada. Este estudio, como no podía ser de otra manera, concluía que dicha descatalogación era un disparate y la construcción del puerto totalmente desaconsejable. Pues bien, el presidente de dicha comisión SUSTITUYÓ DICHO PÁRRAFO (Si, si, como suena, con “corta” y “pega” del Word) por otro que decía exactamente lo contrario y a continuación LO PUBLICÓ EN EL BOC. Podéis buscarlo si queréis.
Esto es lo que se ha descubierto y por lo que el juez ha mandado parar las obras, mientras se decide si dicha descatalogación es ilegal. Este parón puede durar desde unos meses hasta un par de años debido a los protocolos judiciales y la esperanza es que finalmente prospere o que, mientras tanto, lo haga alguna de los otros cientos de denuncias que se han puesto ya y que aún no se han podido tramitar. Es decir, que la obra se declare ILEGAL (cosa evidente) pero ANTES de que se construya y no después, como ha pasado ya en España demasiadas veces.

…Y LA GRAN PREGUNTA: ¿POR QUÉ TANTO EMPEÑO EN SACAR ADELANTE ESTE PROYECTO POR ENCIMA DE LA OPINIÓN PÚBLICA, SEBADALES, PLAYAS, TURISMO, PRESUPUESTOS…?

· Una respuesta es evidente: basta ver qué empresas han sido las adjudicatarias de las obras, quiénes compraron los terrenos adyacentes… ¿No ha habido ya suficientes pelotazos en Canarias para saber de qué va esto?

· Pero hay otra respuesta, alucinante pero menos descabellada de lo que parece: podría haber intereses muy poderosos (cada uno que saque sus conclusiones) en instalar una base naval potente en un punto tan estratégicamente cercano a África. De hecho, este proyecto es de los años 60-70…es curioso que en una época con una población moderada, una economía incipiente, poco tránsito de mercancías por Santa Cruz y una zona sur sin desarrollar, ya se pensase en un macro puerto en Granadilla…

“Cada Pueblo tiene el gobierno que se merece”
(Tomado de un manifiesto en internet)

Como contrapunto se cita este blog donde se defiende la postura contraria. Nótese en particular el post vinculado a propósito de la votación en pleno del Ayuntamiento de Granadilla a propósito del puerto:

Puerto de Granadilla, SI al progreso

En todos lados cocinan habas. He aquí un blog sobre un movimiento ciudadano en contra de las plantas gasificadoras y que las felonías de compañías de sectores energéticos no son exclusivas de unos pocos. Nótese la colección de vídeos del final sobre el tema:
¡Regasificadora NO!

Me resulta particularmente difícil hablar de este tema, no porque no me me importe, al contrario, sino por lo controvertido de las emociones que me genera. Uno tiene su ideología, sus principios, lo que cree que es lo ético y responsable... y por encima de todo cree que quienes dicen compartirlo debieran tener un sentimiento o postura similar. Y no es así.
Los movimientos de resistencia civil surgen cuando un compromiso moral se rompe entre gobiernos y pueblos, entre grupos políticos y simpatizantes o militantes, entre el poder de uno y el deseo de muchos. Estos movimientos marcan un punto de inflexión aunque muchas veces acaban en cierto sentido siendo cíclicos: Sin salir de Tenerife, las torres de tendido eléctrico de Vilaflor se abortaron por presión popular pero a cambio tendieron ese adefesio de torretas rojas y blancas por los municipios sureños, nada se ha vuelto a saber de aquella propuesta de soterrar las líneas de alta tensión aprovechando el recorrido de la autovía sur... era una inversión muy cara y ya se sabe que las empresas miran en corto, todavía más los gobiernos.
Norte y Sur, arriba y abajo, así también es el sentimiento atávico en la isla; el norte, arriba, siempre en un aparente paso adelante del sur, mientras el sur era un secarral el norte reverdecía con señoriales casas, el poder estaba en el norte y el sur era el paria olvidado. Luego el turismo dio su oportunidad al sur pero siempre siguió siendo el segundo. Hay una oportunidad de crecer, cierta o no, hipotecada o no, y parece que el norte quiere arrebatársela... resulta difícil convencer a un resentido. Tal vez el ejemplo de Arinaga en el sur de Gran Canaria, puerto ya consumado y ahora vacío y en medio de una oposición a una planta regasificadora les abriera los ojos. Claro, si no fuera porque también está ese viejo atavismo del "pleito insular"que hábilmente manejado enfrenta a unos contra otros cuando conviene.
El Puerto de Granadilla, se haga o no se haga, es un engaño. Eslo porque en última instancia no es para la isla, es para unos pocos de la isla, o de más afuera. Es la forma de seguir con una forma de vida con la que no parece que ni se haya conseguido ser más felices ni que tenga más sentido que intentar perpetuar una idea ya obsoleta de desarrollo.

Descargar mp3