Saturday, June 05, 2010

Congreso en red


Estuve en un Congreso esta semana... sin salir de casa. Se trató del Financial Congress Digital Meeting (FCDM).
Las finanzas son un campo relativamente alejado de mi formación más inmediata pero hay una máxima en este campo que es aplicable donde quiera; se puede vender lo que sea si se inspira confianza en quien te compra.
El congreso se celebró en Bilbao, en el Palacio Euskalduna y la cabeza pública del evento fue Aitor del Valle Sánchez. Normalmente estos congresos precisan de un equipo de apoyo importante pues son muchísimos los aspectos organizativos a abordar, entre ellos los más complejos quizás sean el propio papel de motivador del equipo y las relaciones públicas o búsqueda de ponentes... y público. No resulta fácil atraer gente a temas que desde fuera se perciben herméticos o áridos, o bien pasa todo lo contrario, hay temas que atraen demasiado.
Según leo en varios artículos asistieron de forma presencial unas 400 personas y al menos ha generado 46 artículos de prensa a esta hora en diferentes medios lo que, creo, representa una muy buena acogida. Aquí vinculo este de Gurusblog donde el propio Aitor cuenta más detalles del evento.
La diferencia con otros congresos fue el peso específico que tuvieron las redes sociales en su concepción y desarrollo; el evento pudo seguirse vía Facebook o Twitter, además hicieron un canal en Youtube y se publicitó en varios blogs. En ese sentido fue un gran acierto de marketing a tenor del estudio sobre Redes Sociales en España.
Lo para mí trascendente de todo eso es que te lo podías creer... estabas allí y eras parte: Te sonreías cuando al alcalde de Bilbao le regalaron un Txikito ( creo que es una clase de vasitos pequeños para vino...pero sólo encontré una referencia humorística) e incluso por Facebook sabías que los donuts de Bilbao parece que son como me gustan; recién hechos y blanditos aunque con el calor que hacía aquí bollería era algo que no me apetecía. Veías otras realidades, y sobre todo, gente que creía en lo que decía o en lo que trabajaba.
Era cierto, tal como los describiera Aitor, los ponentes era un "lujazo"; una calidad del contenido en sus exposiciones encomiable y con gran variedad de estilos de oratoria. Tal vez por una cuestión de preferencia muy personal eché de menos el que no hubiera más ponentes femeninas; pienso que el mundo financiero aún se percibe muy patriarcal y, siguiendo una anécdota de cuando un preboste visító uno de mis lugares de trabajo,cuando a uno de sus acompañantes le dijo; -"¿Ves tú?, se ve más dándose una vuelta por la cocina que diez por el patio." No es que pensara que ellas debían estar en la cocina sino que sabía que gran parte del trabajo y de las ideas las tenían las que estaban allí, en lo más escondido... y por eso fue a buscarlas allí sin hacer caso del convite en el patio.
Es muy posible que esta iniciativa tenga continuidad en el tiempo. Los primeros pasos son así; uno empieza el viaje desde la puerta de casa. Primero saludas a los del barrio o pueblo y luego ya vas conociendo más gente... y al final tu reputación acaba viajando más rápido que tú a quien sabe qué nuevos destinos.
Por último, seguro que de forma repetitiva pero cortesía manda: Felicidades Aitor, a ti y a tu equipo, por vuestro buen trabajo. Gracias por haberme invitado.