Saturday, October 23, 2010

El tercer decimal

Una de las cosas más difíciles de aprender en el dibujo es el concepto de perspectiva; entender qué está delante y qué detrás, qué es lo que no se ve desde nuestra posición y qué sí... en la vida también es igual de difícil, y asimismo a menudo perdemos la perspectiva de las cosas.
La perspectiva se puede perder simplemente porque no se encuentra el enfoque, es decir, el origen de las cosas, o por un enfoque excesivo, es decir, por mirar demasiado cerca, lo particular, esperando resolver así lo sistémico o complejo: Arreglar el reloj del abuelo indagando en los mecanismos en vez de probar tal vez a menearlo un poco a ver si oscila en vez de desarmarlo.
Fijarse en el tercer decimal es una expresión característica en entornos de inversores; consiste en fijarse en lo más pequeño y volátil. Las cotizaciones de Bolsa vienen expresadas a menudo en cuatro dígitos después del decimal. Se estima como adecuado para toma de decisiones de compra o venta valores hasta el segundo decimal para productos estables pero si se opta por futuros una forma de aproximarse y anticiparse a la oscilación de precios es tener en cuenta el resto de decimales.
Cuantos más decimales se tienen en cuenta tanto más apreciable es la volatilidad y los cambios, y a su vez estos se suceden con mayor rapidez en el tiempo. Para jugadas en corto es lo ideal pero hete aquí que si todos juegan en corto, la evolución a la larga cambia pues los pequeños cambios van marcando una tendencia que puede contradecir un momento particular en el tiempo.
Un ejemplo de tercer decimal son los "brotes verdes"... los hay pero no se sabe si son producto de la inercia o de actuaciones concretas de un Estado para salir de la recesión. En cualquier caso no son desde luego ninguna selva, todo lo más pequeñas hierbas a la orilla del camino. Pequeños datos positivos son presentados como grandes al magnificarlos pero la tendencia sigue siendo a la baja.
Esta época será recordada como el tiempo en que se estaba informado de todo pero no se sabía ni se creía en nada... paradoja de la Información: al tiempo es contenido y valor percibido del mismo. Una lección que parecen haber olvidado los gabinetes de prensa. También el periodismo se ha pasado al tercer decimal en esta curiosa representación:
"Periodismo´Noticia-Medio-Gabinete-Opinión"... el quinto decimal sería "Anécdota" pero ya para entonces sería tal la volatilidad de lo que se dice que sería más creíble un chisme.
Habrá que volver a los orígenes; creer en uno mismo.