Friday, June 03, 2005

El mastil de la bandera

El otro dia me compre una toalla con bolsillo para la sauna y el jacuzzi. La elegi con un estampado de la bandera canadiense pues deseaba tener un recuerdo cuando me vaya.
Curiosamente ha sido la toalla la que me ha facilitado mi primer contacto social en el gimnasio, cuando sali ataviado con ella al cambiador y un senor me pregunto que si era muy patriota. Evidentemente al hablar reconocio que era extranjero y me saludo diciendo que habia estado varias veces en España y, mira por donde, era profesor de ingles.
El estaba desnudo y yo me quite la toalla para ponerme el calzoncillo... lo que mi amigo Fran hubiese dado por estar en aquel momento en que las banderas dejaron ver el mastil. Bueno, el hombre ya era un poquito viejo y la tenia como el meñique y yo recien salido del agua caliente y que soy delgadito... bueno, que parecia un tarozo.
Miro para abajo y lo note un poco cortado, pero nada, seguimos alegando alli un rato mientras me vestia tranquilamente.
El otro dia meti la pata hasta el fondo, una mexicana me echo el ojo y estuvimos alegando a proposito de la edad y tal y no me di cuenta cuando se produjo esta conversacion:
Ella: - Ah pues yo ya tengo 31 años.
Yo: - Uy, a esa edad con la experiencia que tienes no hay quien te coja.
La chica se empezo a reir... y yo me puse colorado. Resulta que coger en Mexico es follar, y encima hablando de edades, pues que meti la gamba. En realidad queria decir que por su experiencia profesional ya no habia quien la engañara.
No hay duda de que estoy aprendiendo mucho.