Wednesday, August 23, 2006

IES José Aguiar, 1993

Había una vez un instituto... y en ese instituto estaba yo. El otro día volví a intentar digitalizar los vídeos antiguos y hete aquí que el burro sopló la flauta y conseguí por fin grabar el sonido y el color originales de la cinta; el nuevo software de Pinnacle 10 desde luego hizo milagros.
Deberé digitalizar los vídeos de las Lustrales de Vallehermoso... memorable aquella bajada del 2000 cuando el cura interpeló al alcalde para que dejara el cotilleo y se pusiera a cargar las andas.
Volviendo al instituto, en esta primera entrega por exigencias de internet me centré más en las proezas físicas de los más adelantados en formación física. Era la fiesta de despedida por la Navidad. Ya se verá el famoso Portal de las Muñecas Famosas, algún Niño Jesús crecidito y una familia sagrada sin par... y por supuesto, a un poeta frustrado, o sea, quien escribe.
Fue en un tiempo ya lejano, antes de que ese instituto tras la reforma educativa por un lado, y la reforma arquitectónica personal por el otro, lo transformaran en esa guardería gigante que es ahora.