Wednesday, August 02, 2006

Macroglosus Stellarum, nuestro colibrí



No he podido sustraerme a poner estas fotos de esta polilla de la familia de los esfíngidos. Me recuerdan a mi primer destello de curiosidad infantil por los animales... de cuando quería ser zoólogo y todo eso.
No voy a ocultar que los animales siempre me han gustado mucho y, aunque hoy día diga que mi comentario es una antropomorfización, a veces siento que los comprendo.
Esta polilla en concreto me recuerda todos los años la llegada del verano, y casi es tan fugaz como él cuando revolotea sobre las flores, en el caso de las que he visto prefieren los geranios, y en mitad del silencio del atardecer se oye su zumbido repentino cuando uno está sentado tomando el café con leche.
Son estos recuerdos los que marcan mis aniversarios.