Sunday, February 18, 2007

Casos de familia


En estos días no he podido seguir editando la película sobre Vancouver; he acudido a un seminario internacional sobre autismo... desde luego a base de conferencias quedé, efectiva y figuradamente por supuesto, inseminado.
De ese evento ya contaré con más detalle en Bloggomera.
Pero hete aquí que en estas noches, cuando regresaba a casa, me encontré con el paraíso TDT. La nueva televisión digital terrestre permite ciertas maravillas como conectarse a televisiones de otros países. Este programa, en concreto, captó mi atención; Casos de familia.
Casos de familia es presentado en EEUU por Judith Grace (foto) a través del canal Univisión.
El programa en su formato es el mismo que en otros países, y continentes, sin embargo lo que a mi más me llamó la atención era la diferencia cultural a la hora de abordar los mismos tópicos; infidelidades, celos, etc... confieso que mientras a los espectadores del programa una situación les causaba congoja a mí me hacía sonreir o al revés.
Me sorprende ver cómo para algunas cosas se destila una ingenuidad casi infantil para pasar a una dureza sorprendente en otras situaciones. Quizás aquí el caso de una lolita, una adolescente, enamorada del vecino maduro que se fuga con él, causaría hasta rechazo hacia ese hombre, sin embargo da la sensación que allá es más sino aceptado, sí más común. Sin embargo, una disputa por el perro de la casa tras un divorcio aquí es una soberana estupidez pero alcanza gran trascendencia allá.
También el estilo de las presentadoras difiere, aquí nada de pedagogogía familiar sino todo lo más intentar conciliar intereses, sin embargo allá la presentadora suelta su alegato en pro de la familia y la temprana educación en valores.
Versiones de este formato de programa podemos verlas en casi todos los países de América y cada uno tiene un cariz, una forma de ser propia acorde con el país.