Tuesday, May 08, 2007

Tejiade




El pasado primero de mayo amaneció desapacible en la isla y a pesar de haber sido invitado a numerosos eventos decidí ir hacia el área más cálida de la Gomera. No me apetecía oir hablar a nadie.
¿Qué mejor sitio que Tejiade?. Este es uno de los municipios más alejados de San Sebastián de la Gomera pero que nadie crea que fui practicando senderismo, qué va, todo lo más una rudimentaria técnica fotográfica a tenor de permitir el viñeteado con mi flamante gran angular... esos crueles críticos de fotografía en sitios como Flirck me pondrían de vuelta y media.
Recientemente habían caído unas piedras por una de las entradas. La pista, asfaltada, discurre por un barranco pronunciado y se para a la altura de la ermita del caserío, luego uno puede seguir por un sendero hasta las playas de Chinguarime y Tapahuga... una buena pateada. Y ya abajo, salir por Tecina, el límite del municipio con el otro siguiente, Alajeró. Ahora, con mi salud tocada, esas aventuras se me antojan grandes pero es una sugerencia para los senderistas... una más entre las cientos de opciones que ofrece la isla.
En cualquier caso estas "joyas escondidas" como las llamo en mi interior son una invitación a conocer la Gomera profunda, la que no sale en las postales.