Sunday, November 18, 2007

Un huerto

Por fin conseguí reconfigurar el teléfono móvil para poder bloguear las fotos que saco... Los habemos zoquetes; intentaba usar un protocolo Java y estaba como encasquillado. Eso me pasa por dar las cosas por supuestas.
Aunque la foto me sugiera la salsa tabasco no voy a escribir de eso, ni a hacerla aunque quisiera toda vez que aquí no crecen robles y usamos barricas de castaño.
La tomé hoy cuando fui a visitar el huerto que tiene mi abuela... evidentemente para "saquearlo". Voy a ver si desocupo un terrenito pequeño que tengo al lado del chabolo para sumarme a la economía de supervivencia del barranco donde vivo ahora:
En mi profesión es necesario prestar atención a las cosas, observar y tratar de obtener implicaciones (que no causalidades como mi jefas suponen). Hace tiempo me di cuenta del canto de los gallos.
Vivo en una región rural que sufre declive poblacional, primero por un ciclo económico adverso con alta emigración y ahora con el lógico envejecimiento. Vamos, nada del otro jueves en comparación con otras regiones españolas, ya sean isleñas o peninsulares.
Hace unos años, antes de la llegada del Euro, era raro oir el canto de un gallo por la mañana. Ahora no necesito despertador aunque cada uno canta cuando le da la gana: La razón es que a cada gallo le acompañan un par de gallinas, y estas dan un par de huevos cada día.
Quien ha podido permitírselo ha rehabilitado el gallinero y ahorra un poco aunque sea en los huevos. Mismamente ha ocurrido así con los pequeños huertos de al lado de casa.
Cuando se habla de grandes cifras económicas las personas suelen quedarse fuera, y si viven en el campo más todavía. Si a alguien le interesa saber más sobre este fenómeno lo puede buscar por "Inflación Encubierta del Euro"; un interesante debate económico, político y social en toda Europa en este momento.