Monday, January 21, 2008

Sueste

El sueste es un viento cálido y seco del sureste que en determinadas épocas del año sopla sobre Canarias. Trae polvo en suspensión desde el desierto del Sáhara, la calima, y lo expande por todo el océano... en ocasiones las corrientes llevan este polvo hasta sedimentarse en latitudes muy alejadas y en el pasado también traía la langosta antes de que el Sahel se desertizase aún más.
La sabiduría popular concluye que tras este viento y la calima vienen lluvias cuando se restaura el régimen normal de vientos alíseos.
Es como un gigantesco secador; todos los vegetales se agostan y la piel y labios se escaman en aquellos de piel sensible.
El sueste me trae recuerdos de infancia. Ese sonido sordo en las cumbres y el cielo de un azul casi blanquecino, luego las rachas de viento bajando por las laderas y toda clase de hojas y objetos pequeños volando... luego el silencio, el calor y esa tierrilla sobre todas las cosas.
Es cíclico, como lo son casi todos los fenómenos naturales, y desde la electrificación de las poblaciones a veces ha sido el detonante de los llamados "fuegos de barranco"; se trata de incendios de la maleza propia de los mismos, cañaverales y palmeras, que son muy inflamables cuando están secos. El viento no sólo empuja al fuego en un efecto chimenea sino además hace que las llamas alcancen las palmas y estas dejan caer pencas incendiadas a varios cientos de metros con lo que de inmediato se inician nuevos fuegos.
Estos incendios son peligrosos en el sentido que son muy rápidos en su evolución y la mayoría de los cultivos y las casas están cerca de los cauces.
En las fotos dos tomas de un incendio de ese tipo el pasado 17 de enero de 2007 en Vallehermoso... menos mal que el valle está orientado hacia el norte con lo que el viento soplaba hacia el mar y no al revés como es lo habitual. Se pueden apreciar las pencas incendiadas esparciéndose a todos lados. El vídeo ilustra el sonido y efecto de la llegada del sueste.