Wednesday, April 01, 2009

Pez Raro

El pasado 23 de marzo llegaba agonizando a la costa de la capital insular este pez. Se barajaron varias hipótesis sobre a qué especie pertenece. La más comentada es la de que pudiera tratarse de un pez remo o rey de los arenques (Regalecus glesne), todos los avistamientes de este pez han sido en aguas templadas o tropicales. Hay una segunda opinión, más discutida pues se trataría entonces de un pez hallado a bastante distancia de su hábitat natural, el cardenal atlántico (Trachypterus arcticus).
Un periódico local concluyó que el ejemplar había desaparecido, probablemente en algún caldero.
Este tipo de hallazgos por desgracia suelen acabar así o simplemente se les deja podrir.
Sin embargo son hallazgos muy importantes como fue el caso del Celecanto, un pez óseo fósil viviente que se creía extinto hacía 80 millones de años y se encontró en la década de los años treinta del siglo pasado en Sudáfrica. O los no menos famosos hallazgos de ejemplares de calamar gigante.
No es aconsejable echar al caldero peces que no se conozcan, por ejemplo el calamar gigante es incomible dado el alto contenido en amoníaco de de sus tejidos. Del pez remo no hay referencias en cuanto a sabor pero sobre el cardenal atlántico sí; parece ser que su carne se compone de más de un 20% de agua y de sabor bastante insípido, sin valor comercial.
Estos hallazgos ayudan en la investigación sobre los movimientos de especies. Una de las pruebas del cambio climático es la presencia en latitudes frías de peces tropicales y viceversa.
Lo aconsejable cuando uno de estos hallazgos tiene lugar es primero si se puede fotografiar al ejemplar antes que se descomponga. Sobre las fotografías es muy importante siempre que sea posible escalar las fotografías, es decir, fotografiar al pez o cosa que se encuentre junto a algo de conocidas dimensiones, por ejemplo uno mismo, ya que si se fotografía sin referencias puede dudarse después del tamaño o veracidad de la fotografía.
Si se puede obtener una muestra del animal, de preferencia músculo o espina dorsal, y conservarlo bien en hielo, preferentemente, o alcohol. Y por supuesto, avisar a las autoridades.
Todavía el mar esconde grandes secretos. Hay quien trabaja toda una vida buscando esta clase de especímenes y jamás los encuentra.
Aquí indexo un vídeo sobre un pez remo vivo. Estos animales según parece nadan en posición vertical como gigantescos caballitos de mar.