Monday, September 28, 2009

Los aprendidos




Esta noche he visto un programa que me ha gustado mucho... sintonizó conmigo en vez de al revés. Se trata de El Aprendiz, un formato importado de EEUU donde el papel de jefe lo encarna el conocido constructor Donald Trump.
Aquí en España el Jefe será Luis Bassat acompañado de sus colaboradores Heinrich Joos y Regina Knaster ambos con una dilatada trayectoria y experiencia profesional... como suele ocurrir con estas personas a menudo cuando se las menciona de lejos es más fácil evocar sus trabajos que su imagen; todos reconocemos ciertas vallas publicitarias pero pocos le ponen cara al dueño de la agencia de publicidad que las creó.
Sobre el programa en sí en cuanto a formato poco que comentar que no se haya contado ya... lo único es que me ha sorprendido la puesta en escena. No parece Madrid sino una superproducción hollywodiense; el formato en la pantalla (escenas en helicóptero, interiores de una estética moderna y diáfana casi aséptica, picados a los candidatos, la luz cenital...), y luego el "chabolo de los colegas" y los propios "colegas"... unas chicas guapísimas y unos chavales el que menos fuertote de estómago plano y que por supuesto, no bebe... eso en el país del botellón, y luego una autoestima a prueba de bomba ( por eso les llamo Aprendidos, van sobrados... o yo falto de lo más elemental).
Francamente, no sabía que esa España existía.
Miré a la pantalla, y me miré a mí mismo... y me vi andrajoso y tonto; si así fueran las escuelas de negocios se reirían de uno. Eran de mi edad pero eran tan diferentes...¿dónde he estado yo todo este tiempo?
En lo que discierno qué es lo irreal, si lo que vi o mi reflejo, una cosa sí me pareció inadecuada; la separación de sexos. No por otra cosa sino porque en la vida real, salvo que trabajes en determinadas organizaciones, no te encuentras con equipos unisex sino equipos mixtos.
Por otro lado los llaman "emprendedores" y el premio es trabajar con Bassat... ¿que emprenden para conseguir un salario y jefe de lujo será?. Luego también veo que la cosa está muy enfocada a ventas, a vender, y al sempiterno tema del líder. No veo promoción de valores, marca personal, ética en los negocios, dirección de subordinados, motivación y formación al equipo... no sé, las cosas más intangibles; no todos servimos para vender. ¿La empresa es sólo vender?
Empero el programa será muy interesante de ver así que tal vez esté asistiendo al naciemiento de un nuevo Gran Hermano, un Gran Hermano Empresarial... no en vano la publicidad ha sido soberbia; ha despertado en quien escribe la curiosidad y la emoción, aunque sea un sonrojo.