Thursday, December 31, 2009

Según informa quien destaca

Somos como enanos a los hombros de gigantes. Podemos ver más, y más lejos que ellos, no por alguna distinción física nuestra, sino porque somos levantados por su gran altura.
                                                                                                                     Bernardo de Chartres

«No sé cómo puedo ser visto por el mundo, pero en mi opinión, me he comportado como un niño que juega al borde del mar, y que se divierte buscando de vez en cuando una piedra más pulida y una concha más bonita de lo normal, mientras que el gran océano de la verdad se exponía ante mí completamente desconocido.»
                                                                             Isaac Newton, (1643-1727). Correspondencia.


Este año fui un invitado al almuerzo navideño, más que otras veces; según la tradición sólo se invita a los que durante algún periodo del año hayan sido empleados. En ese sentido lo fui hasta septiembre en que fui, fuimos, externalizados.
El decoro en los invitados exige que no se hable de la velada en la casa del anfitrión ni tampoco hasta que el evento termine. Como quiera que es un evento anual he esperado a terminar efectivamente el año... a la casa del anfitrión puede que no vuelva más.
"Según informa quien destaca" es una coletilla característica de ciertas notas de prensa que pasa de unos medios a otros porque prevalece la corrección política sobre la estilística... si uno copia literal de la fuente no expresa opinión, o eso piensan ellos. Siempre se tiene la opción de no incluir las notas de prensa.

Días antes había leído un interesante artículo de Enrique Meneses, hacia dónde va el periodismo, él decía que el exceso de licenciados en esa rama los había arrojado en manos de por decirlo así gabinetes de prensa e imagen al servicio de una sola persona o cargo... será verdad pero también es cierto que los posiciona en lo mejor; al lado de la "mesa buena". Noté eso, posicionamiento. Tal vez otros años no pasaba pero en este año de gestos (algunos de ellos obscenos y otros muy significativos como las ausencias) y debilidades el papel de los medios ha sido muy cuestionado en la isla.
Sobre todo se les ha criticado su asunción y promoción de la "Espiral del Silencio" exponiendo peligrosamente a la opinión pública a una sola cabeza visible, y su excesivo localismo... tal pareciera que hace falta visado y pasaporte para ir más allá de Aguajilva o Degollada de Peraza. En una comunidad pequeña todos quieren su pedacito de protagonismo para sentirse parte de algo más grande y eso los medios no lo han sabido ni querido captar.
Algunos se han dado cuenta de lo superficial, esto es, esa exposición continuada del icono pero han creído que es el propio icono quien lo ha dispuesto... lo cierto es que no del todo. La fuerza de todo símbolo no radica en sí mismo sino en sus creyentes, y quien desea creer hace lo posible por justificarlo. Uno se aferra al símbolo cuando necesita una esperanza, una alternativa... o cuando no creemos en nosotros mismos y preferimos dejarlo todo a manos del destino.
Ha sido el año de la erosión y el desgaste. La crisis ha tenido el pernicioso efecto de desnudarnos... y pocos han sido los que debajo de la camisa no teníamos constitución enclenque. Para la isla el sonrojo por su desnudez llegó hasta la "Gomera Chica", los afincados en las islas mayores, que este año han querido significarse. Bien es verdad que como siempre bajo esa mirada en perspectiva que la distancia otorga pero faltos también de lo de siempre; una estrategia propia.

En esencia no hemos perdido nada, ni tiempo ni recursos, pues después de todo desde el principio se asumió que el objetivo era estar simplemente, no trascender. Hay tres formas de ganar dinero; por lo ganado por el trabajo, por lo invertido o por el rendimiento del pasivo o bienes inmuebles... la empresa ha trabajado de forma eficiente y ha obtenido más incluso de lo debido por su trabajo pero eso es todo, no se ha invertido nada y el pasivo para moverlo hace falta músculo o liquidez primero. Así que cuando todo acabó pues ciertamente no había nada. Sí, nos hemos comido la semilla.
Una forma u otra de gestionar los dineros no es en sí misma perfecta; la izquierda o la derecha. La Gomera debe aprender a ver la tercera vía; lo que sobre del gasto fijo debe ser invertido no guardado o dilapidado.
Extrañé la autocrítica; todos los años el discurso solía ser un soterrado rapapolvo... en cierto sentido se reconocían fallos aunque la culpa pretendían que la tuvieran los oyentes. Este año sólo hubo un deseo de cargar a este año redondo 2010 con todo el optimismo que el pasado no tuvo. No extrañé que no reconocieran el trabajo ajeno; en los últimos tiempos se ha convertido en un marchamo de la casa.
Pero sobre la mesa habían soluciones: las botellas de vino, cosecha insular, marcaban el camino. La diferenciación de productos. Las debilidades no mencionadas en el discurso también; este año el giro a la Friedman les salió bien ( externalización de servicios)...con lo consumado reconocieron torpezas y lentitudes en gestionar sus propios haberes. La realidad les va a obligar a considerar esa opción para otros haberes. El peligro; que mueran de éxito y su presencia pase a ser la de meros invitados, es decir, que no hagan falta para el convite más que como bulto.
Vamos pues a por otro año de vivencias. Al menos a la isla desnuda  le quedó el futuro