Sunday, February 07, 2010

Dos libros

Que no se diga que pierdo las malas costumbres; leer un par de libros de vez en cuando. Digo mala costumbre porque a este paso dentro de poco evolucionaré hacia el e-book... no estoy sino esperando por la ansiada tinta electrónica a color.
Estoy viviendo un proceso íntimo de "descolonización ideológica", bueno, más bien es algo así como un reinicio; queda la copia de seguridad por si acaso pero uno se plantea empezar otra vez. Tal vez la vida sea eso, un continuo reinventarse.
Quizás también sea por eso por lo que estoy leyendo ahora estos dos libros; "Un Guardia Civil en la Selva" de Gustau Nerín (Editorial Ariel) y "El Sáhara y España" de José Ignacio Algueró Cuervo (Ediciones Idea).
Personalmente los libros de política o de historia los leo con suma cautela, no porque vaya a encontrar opiniones distintas a la propia o verdades que me impliquen emocionalmente sino por la propia naturaleza de estas cuestiones en las cuales cualquier acercamiento no deja de ser sólo una parte de la verdad en un momento determinado.
De Guinea Ecuatorial sólo recuerdo uno de aquellos textos de la Enciclopedia Escolar Faro... se narraba la historia de un niño guineano y un misionero; se internan en la selva y supuestamente se encuentran con un león. Suben a un árbol y el bicho espera por ellos abajo. El niño se suicida dejándose caer del árbol para que el león lo destroce y así el misinero prosiga camino... en fin, sin comentarios.
Siempre he deseado viajar hasta allí pero me da mello ir solo a un sitio de esos. Mas reuniré valor y lo haré algún día.
Sin embargo del Sáhara sí guardo un recuerdo más emocional; mi padre trabajó en las minas de fosfato, los fosfatos de Bu Craa, durante su adolescencia tardía. Aparte de muchas anécdotas, quizás un recuerdo que a mí me parecía particularmente interesante era que a menudo los trabajadores iban al mar y sobre las playas las olas dejaban cientos de pulpitos pequeños con los que hacían una calderada y pasaban el día descansando y comiendo... hoy día en que todo ese caladero no pasa por sus mejores momentos precisamente.
Y ya que vamos subiendo hacia el norte y los tiempos han cambiado bastante, un anuncio. En breve saldrá un nuevo libro "Canarias, con futuro" de Jorge Dorta ... un enfoque distinto a lo habitual. Sigo la promoción y referencias al libro en un grupo a modo de Think Tank en LinkedIn (Red de Conocimiento de Canarias). No voy a destriparlo por supuesto pero citaré el segundo párrafo de la introducción:
"Cada cual tiene su explicación para los problemas de Canarias: para unos es la falta de una verdadera burguesía, para otros la clase política, para otros la falta de diversificación de la economía, para otros la falta de unión y el pelito insular, para otros el sistema electoral. Pero todas estas explicaciones se quedan en el síntoma, en la superficie, no llegan a la verdadera raíz del problema. Para hallar la raíz hay que mirar más allá. Casi todo lo que no funciona de forma eficaz tiene una intencionalidad, es decir, beneficia a alguien y por lo tanto no suele interesar cambiarlo."
Promete ser un bombazo, eso sí, cuya explosión sólo la van a oir unos pocos... como el propio Jorge reconoce "sólo el tiempo hace más conversos". Personalmente adquiriré el libro aunque no esté de acuerdo con sus conclusiones, sí empero su parte de la realidad puede aportar una faceta siempre interesante a la experiencia propia del lector.
Desde aquí mi admiración por estos autores comprometidos: Tener ilusión por algo es el ejemplo y el regalo más hermoso que se le puede dar al otro.