Saturday, November 13, 2010

Armero, en el recuerdo



Esta noche se cumplen 25 años del desastre de Armero en Colombia. Es uno de mis primeros recuerdos la escena del amanecer de un pueblo arrasado cuando dice el piloto del helicóptero que "todo es playa". Mis padres no me dejaron ver la agonía de Omaira más tarde... en cierto sentido agradecido quedo.
Este suceso despertó en mí la conciencia y el respeto a los fenómenos naturales, y años después uno piensa en aquel pueblo, Armero, que era próspero y pujante; uno de esos pueblos de entornos rurales... hoy los supervivientes residen muchos de ellos en los pueblos vecinos con altos índices de desempleo, el sentimiento perenne de desarraigo y esa sensación amarga de todo lo que desapareció en una sola noche.
La vida ha tenido a bien seguir adelante y del mismo modo que han vuelto a haber tragedias que superaron en número de víctimas a esta también hemos vivido alegrías y logros: Hay que tener fe en la vida, siempre, como el mar siempre te acaba llevando a nuevas costas.
Esta noche, una luminaria para Armero.